Cómo hornear los cupcakes perfectos

Los cupcakes son la perfecta porción individual de una pieza de pastel húmeda y deliciosa. Puedes utilizar las mezclas para pasteles tanto caseras como de caja para crearlos. Un cupcake perfecto es casi plano por encima, ligeramente más elevado que el capacillo de papel, suave, húmedo y bien decorado. Utiliza capacillos de papel tanto como sea posible, ya que se adhieren mejor al pastel que los de aluminio, manteniendo los cupcakes húmedos por un período más largo de tiempo. Asegúrate de que los ingredientes estén a temperatura ambiente antes de hornear, ya que esto resalta la textura y elevación de tus cupcakes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Capacillos de papel
  • 2 moldes gruesos de metal antiadherentes para 2 cupcakes cada uno
  • Batidora eléctrica de mano o de encimera
  • Tazón grande
  • Espátula de hule
  • Taza medidora para medir 1/4 de taza
  • Cuchara pequeña
  • Palillos de dientes
  • Rejillas para enfriar

Instrucciones

  1. Precalienta tu horno de acuerdo a las instrucciones de la receta.

  2. Cubre dos moldes antiadherentes para cupcakes con los capacillos de papel; cada molde debe tener capacidad para 12 cupcakes. Colócalos a un lado.

  3. Prepara una mezcla de caja de acuerdo a las instrucciones de la misma; raspa los lados del tazón después de los primeros 30 segundos para incorporar por completo todos los ingredientes secos.

  4. Prepara tu mezcla de pastel desde cero, asegurándote de mezclar completamente la manteca o la mantequilla con el azúcar. Esto cubrirá los gránulos de azúcar con grasa tanto como sea posible, produciendo cupcakes bien elevados a medida que la masa se hornea y se fija dentro del horno. Bate bien tu mezcla después de que agregues los huevos, para ayudar más a la formación de la estructura de tus cupcakes a medida que se cocinen.

  5. Levanta el tazón de masa cerca de 2 pulgadas de la encimera y déjalo caer suavemente para liberar tantas burbujas como sea posible. Repítelo tres veces más.

  6. Vierte la mezcla dentro de una taza de 1/4. Raspa los bordes y el fondo de la taza con una cuchara pequeña para remover el exceso de masa.

  7. Utiliza la misma cuchara para vaciar la masa dentro de los capacillos de papel; debes llenar 2/3 de cada uno.

  8. Vierte la masa en todos los capacillos.

  9. Limpia cualquier gota de masa de los capacillos.

  10. Hornea los cupcakes de mezcla de caja por 16 minutos, luego utiliza un palillo de dientes para probar que estén listos; retira los cupcakes horneados para mantenerlos suaves en lugar de hornearlos por el tiempo recomendado por la caja o deja que se horneen por cerca de 18 a 22 minutos.

  11. Revisa los cupcakes hechos desde cero dos minutos antes del tiempo recomendado de cocción y retíralos del horno si ya están listos.

  12. Coloca los moldes de cupcakes sobre la rejilla para enfriar por cinco minutos.

  13. Utiliza una cuchara pequeña para sacar los cupcakes de los moldes.

  14. Enfría los cupcakes completamente sobre la rejilla para enfriar.

Consejos y advertencias

  • Congela y luego descongela los cupcakes hechos de mezcla de caja antes de decorarlos; así resisten mejor y están más húmedos después de unos cuantos días dentro del congelador. Si vas a agregar chispitas sobre tus cupcakes glaseados, agrégalas inmediatamente o el glaseado se endurecerá y las chispitas no se pegarán.

Más galerías de fotos



Escrito por paula quinene | Traducido por alejandra rojas