Cómo hornear chuletas de pavo marinadas

Marinar chuletas de pavo te da un montón de flexibilidad para saborizar con el mínimo esfuerzo. Las chuletas de pavo no toman mucho tiempo en hornearse, por lo que son convenientes. Cualquier cosa que se usa para saborizar pechugas o chuletas de pollo funciona igual de bien para las chuletas de pavo. Este plato de alta proteína satisface sin tanta grasa saturada y colesterol como contienen la carne vacuna y otras carnes rojas. Junto con el pescado y las legumbres, la carne de ave sin piel debería ser una de tus fuentes de proteína magra, como sugiere la American Heart Association.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Vajilla de vidrio o cerámica
  • Ácido líquido
  • Aceite de cocina
  • Hierbas y especias
  • Cuchillo
  • Envoltura plástica
  • Bandeja para hornear
  • Papel de aluminio

Instrucciones

  1. Mezcla partes iguales de ácido líquido y aceite de cocina en un vaso o un plato de cerámica, que sea suficiente para sumergir las chuletas de pavo. La salsa de soja, salsa teriyaki, jugo de fruta y el vino son líquidos ácidos. Añade sal y pimienta a gusto, junto con las hierbas y las especias complementarias. El jengibre picado y el ajo combinan bien con salsa de soja o salsa teriyaki para una preparación de influencia asiática, mientras que el romero, eneldo, la ralladura de cítricos, miel o azúcar moreno van con jugo de naranja o piña. Prueba albahaca, tomillo, romero, estragón, una mezcla de condimentos italianos o toscanos o hierbas de Provenza con un adobo a base de vino.

  2. Quita la grasa de las chuletas de pavo con un cuchillo afilado. Colócalas en la marinada y cubre el plato con una envoltura de plástico. Refrigera las chuletas marinadas de una a cuatro horas.

  3. Precalienta el horno a 400 ºF de 20 a 30 minutos antes del final del tiempo de marinado. Cubre una bandeja para hornear con papel aluminio y engrásala ligeramente con aceite o con aerosol antiadherente para cocinar.

  4. Retira el pavo de la marinada y deja que el exceso se escurra en el plato. Coloca las chuletas en la bandeja para hornear forrada, dejando espacio entre ellas. Colócalas en el horno y hornea durante unos 15 minutos. El tiempo de cocción varía según el grosor de la chuleta, la exactitud de la temperatura del horno y otros factores, por lo que es sólo una estimación. El pavo debe cocinarse a una temperatura interna de 165 ºF, pero la mayoría de los termómetros de carne no va a funcionar de forma fiable en una pieza delgada de carne. Las chuletas estarán completamente cocidas cuando puedas cortar en sus centros y los jugos salgan claros.

Consejos y advertencias

  • Transfiere el adobo a una sartén si deseas utilizarla como salsa. Lleva a hervir durante cinco minutos para esterilizarla después de la contaminación por carnes crudas.
  • Cuanto más tiempo adobes el pavo, más intenso será el sabor. Debido a que las chuletas son delgadas, corres el riesgo de afectar negativamente su textura con un tiempo más largo de inmersión en un ingrediente ácido.
  • Guarda las chuletas o pechugas de pavo fresco a 40 ºF. Cocínalas o congélalas dentro de los dos días luego de comprarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por juan ignacio ceviño