Cómo hornear unas chuletas de cerdo con hueso en un horno regular

Las chuletas de cerdo tienen la reputación de ser secas o difíciles de cocinar, pero algunos cambios en las temperaturas recomendadas de U.S Department of Agriculture han simplificado los métodos de cocción en el horno. Las chuletas pueden cocinarse de forma segura en el horno en menos de 10 minutos. Estos tiempos más cortos de cocción resultan en comidas más jugosas y húmedas. Cuando compres chuletas tienes tres opciones: chuletas de hombro o paletilla, chuletas de solomillo y chuletas de lomo. Las chuletas de hombro o paletilla tienen la mayor cantidad de grasa y están llenas de sabor. Las chuletas de solomillo aunque no son atractivas, son económicas y bastante sabrosas. Las chuletas de lomo son las más magras y son propensas a resecarse si las cocinas de más.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Sal
  • Condimentos como romero (rosemary), granos de pimienta (peppercorn) o bayas de enebro (juniper berries)
  • Plato para hornear o bolsa plástica
  • Aceite vegetal
  • Sartén a prueba de horno
  • Toallas de papel
  • Termómetro para carne
  • Papel aluminio

Instrucciones

    Pon las chuletas de cerdo en salmuera

  1. Lleva un poco de agua a ebullición y agrega sal con una proporción de 1 cucharada de sal por 1 taza de agua. Revuelve para disolver la sal.

  2. Agrega los condimentos que prefieras, como romero, granos de pimienta o bayas de enebro a la solución de agua. Deja que el agua salada se enfríe a temperatura ambiente.

  3. Coloca las chuletas de cerdo en un plato para hornear o una bolsa plástica resellable y vierte la salmuera sobre las chuletas. Refrigera la carne con salmuera por 30 minutos o hasta por 4 horas. Este proceso no es absolutamente necesario, pero resulta en unas chuletas de cerdo mas jugosas y llenas de sabor.

    Cocina las chuletas de cerdo

  1. Precalienta tu horno a 400 grados Fahrenheit. Calienta algo de aceite vegetal en una sartén a fuego medio alto. Retira las chuletas de la salmuera y sécalas con unas toallas de papel.

  2. Condiméntalas con sal, pimienta y otros condimentos que desees. Ya que sólo pasarán un tiempo corto dentro del líquido de la salmuera, no quedarán bastante saladas.

  3. Dora las chuletas de cerdo en el aceite caliente hasta que queden crujientes y doradas de ambos lados. Pasa la sartén al horno precalentado.

  4. Cocina las chuletas por 6 a 10 minutos o hasta que el termómetro de carne introducido en el centro de las chuletas indique 145 grados Fahrenheit. A esta temperatura, las chuletas estarán ligeramente rosadas y jugosas, pero bien cocidas.

  5. Retira las chuletas del horno y colócalas en un lugar sin corrientes de aire. Haz una bolsa de aluminio holgada sobre las chuletas y déjalas reposar por 5 minutos. El tiempo de reposo permite que los jugos se fijen en la carne para un mejor sabor y textura.

Consejos y advertencias

  • Si tienes poco tiempo, salta el paso de la salmuera y pasa directamente a condimentarlas y a dorar las chuletas.
  • Para crear una salsa, pasa las chuletas a un plato para servir después de que se cocinen. Agrega un poco de caldo o vino a la sartén y hiérvelo sobre la estufa por 8 a 10 minutos o hasta que la salsa se espese y se reduzca a un tercio de su cantidad. Vierte un poco de crema para más riqueza.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por alejandra rojas