Cómo hornear a las batatas a 400 grados F

Las batatas (sweet potatoes) son un poco más dulces que sus primas las patatas blancas y las doradas. También están llenas de vitaminas A, C y fibra, haciendo que sean una opción nutritiva para la alimentación. Las batatas no se disfrutan solamente en el Día de Acción de Gracias y se las puede cocinar en una variedad de formas. Horrnearlas es una forma popular y sana de prepararlas y hacerlo a 400° Fahrenheit ayuda a que se cocinen relativamente rápido.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pincel para verduras
  • Toallas de papel
  • Tenedor
  • Papel de aluminio
  • Bandeja para hornear
  • Cronómetro de cocina
  • Margarina
  • Canela
  • Sal

Instrucciones

  1. Pre-calienta el horno a 400° Fahrenheit mientras preparas las batatas.

  2. Cepíllalas con un cepillo para verduras y agua fría. Remueve todos los ojos fibrosos que tengan. Sécalas con toallas de papel.

  3. Pincha cada una de las batatas varias veces con un tenedor. Los pequeños agujeros evitarán que exploten cuando las cocinas en el horno caliente.

  4. Envuelve cada una en papel de aluminio si prefieres comer las cáscaras o no las envuelvas si quieres disfrutar de una piel crocante.

  5. Coloca una bandeja en el estante bajo del horno. Cuando las hornees sin papel, puede ocurrir que les salga el azúcar que contienen naturalmente; usa la bandeja para que estos jugos no chorreen.

  6. Coloca a las batatas en el estante medio del horno y pon el cronómetro en 40 minutos. Puede ser que las pequeñas se hayan cocinado en este tiempo; las más grandes necesitarán por lo menos una hora para estar tiernas.

  7. Pínchalas con un tenedor para ver si están cocidas; la piel debería permitirte introducir el utensilio partiéndola y dejarte sacarlo sin resistencia.

  8. Corta las batatas horneadas y condiméntalas con una variedad de ingredientes, incluyendo la margarina, la canela o la sal.

Consejos y advertencias

  • Si quieres puedes pincelar la piel con aceite para resaltar su sabor y textura crujiente.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por adriana de marco