Cómo hornear alas de pollo deshuesadas

Echa un vistazo a cualquier menú de bar o pub y es probable que encuentres las alas de pollo como un elemento básico del menú. Sin embargo, muchas recetas de restaurantes pueden suponer un riesgo para tu dieta debido a su valor nutricional, incluyendo un alto contenido de grasa, sodio y calorías (entre 400 y 500 calorías por porción). No obstante, puedes hornear "alas" de pollo deshuesadas en casa con una receta saludable.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 2 ½ libras (1,13 kg) de filetes de pollo
  • 4 huevos
  • 1 cda. de sal
  • 1 cda. de pimienta
  • 2 tazas de harina
  • 1/4 taza de aceite de oliva

Instrucciones

  1. Corta los filetes de pollo en tercios. Éstos son prácticos y lo más cercanos en tamaño a las alas de pollo. Sin embargo, también puedes utilizar pechugas de pollo deshuesadas y sin piel. Si es así, tendrás que cortar las pechugas de pollo por la mitad horizontalmente, y luego rebanar cada mitad del tamaño de un filete. Procede a cortarlas en tercios.

  2. Calienta el horno previamente a 350 grados F (176,67 ºC).

  3. Rompe los huevos en un tazón grande y bátelos ligeramente para romper las yemas. Añade los trozos de pollo a los huevos y déjalos en remojo durante 10 minutos.

  4. Añade la sal, la pimienta y la harina en un recipiente poco profundo o una bolsa grande de plástico con cierre. Agrega el pollo y sacúdelo para cubrirlo con la mezcla de harina.

  5. Extiende aceite de oliva en una bandeja para hornear y agrega el pollo. Haz rodar éste ligeramente sobre el aceite de oliva para cubrirlo lo más posible. Este aceite ayudará a que el pollo se dore durante el proceso de cocción.

  6. Cocina el pollo durante 15 minutos y da vuelta cada trozo. Continúa cocinándolo hasta que esté tierno y el exterior esté de color marrón y crujiente. Sírvelo con salsas como barbacoa o salsa ranchera, o el acompañamiento clásico de las "alas": una salsa de estilo búfalo picante.

Consejos y advertencias

  • Muchas salsas y aderezos contienen altas cantidades de grasa y sodio. Experimenta con yogur de bajo contenido en grasa, añadiendo saborizantes como el ajo y las hierbas para crear una opción más saludable.
  • Verifica la temperatura interna del pollo para evitar enfermedades transmitidas por los alimentos. FoodSafety.gov recomienda no consumir el pollo hasta que alcance al menos 165 grados F (73,89 ºC).

Más galerías de fotos



Escrito por shemiah williams | Traducido por nieves fragola