Los horarios para un recién nacido

Las palabras "recién nacido" y "horario organizado" no encajan fácilmente en la mayoría de los casos. Aún así, al aclimatarse al mundo, los recién nacidos tienen un horario propio, y que cambia a diario o semanalmente. En el momento en que tu bebé tiene 2 ó 3 meses de edad, puedes poner en práctica una rutina flexible, pero en los primeros días y semanas, es importante seguir las señales de tu bebé a la hora de comer, dormir y otras actividades diarias.

Horarios de siesta

Tu nuevo bebé pasa la mayor parte de su tiempo durmiendo. De hecho, puede dormir por 16 horas o más por día. Sin embargo, por desgracia para los padres privados de sueño, él sólo duerme durante dos a cuatro horas a la vez porque tiene hambre a menudo. Muchos bebés parecen tener sus días mezclados con las noches, y pueden tener un período de vigilia en el medio de la noche. Dentro de un par de meses, debe comenzar a adaptarse a un ciclo más normal de sueño-vigilia, pero por ahora, debes estar preparada para estar con tu bebé cada pocas horas durante la noche.

Horarios de alimentación

Si le das leche en fórmula a tu bebé, probablemente aguante tres o cuatro horas entre las comidas, y si lo amamantas, ha de comer con la frecuencia cada dos horas. También puede pasar por una etapa de crecimiento, alrededor de las tres semanas de edad, cuando tiene que comer con más frecuencia. Es importante alimentar a tu recién nacido bajo demanda. Pregúntale a su pediatra si debes despertarlo para comer si han pasado más de tres horas entre las comidas.

Llanto

Muchos bebés tienen un período de irritabilidad durante la tarde o al anochecer. Tu recién nacido puede comenzar a llorar regularmente durante un período de tiempo variable en torno a la edad de 3 semanas. Si el llanto dura más de tres horas y se produce más de tres veces por semana, puede tener cólicos. Mientras que el cólico es frustrante tanto para el bebé y para ti, por lo general sólo dura hasta los 3 meses de edad. Si estás preocupada acerca de los llantos quisquillosos diarios de tu bebé, habla con tu pediatra, que puede evaluar su estado de salud y darte consejos de cómo lidiar con cólicos y llantos.

Consejos para organizar un horario

Ayuda a tu bebé a aprender que la noche es para dormir en silencio y con calma, cuidando de él durante las horas nocturnas. Cuando se despierta por hambre en el medio de la noche, cámbiale el pañal y dale de comer, sin hablar o jugar con él, y sin necesidad de encender las luces, si es posible. Devuélvelo a su cuna o moisés cuando hayas terminado de alimentarlo. Por el contrario, enciende las luces y abre las persianas durante el día, y habla y juega con él cuando está despierto. Alentarlo suavemente a que se quede despierto más durante el día le ayudará a aclimatarse a dormir más durante la noche.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por sofia loffreda