Cómo hacer un horario para las comidas diarias

La comida que pasa a través de tu cuerpo afecta tus niveles de energía y el mantenimiento de tu peso. Aunque la comida nutritiva es esencial para llevar un estilo de vida saludable, la hora en la que comes también juega un papel importante en tu energía y tu peso. Comer a una hora conveniente te facilitará cocinar una comida entera que apoye a tus metas de salud. Si realizas ejercicio regular, las horas a las que comes deberán ayudarte a apoyar tu programa de ejercicio. Una hora regular para comer también te ayuda a establecer rutinas alimenticias saludables para mantenerte controlado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Revisa tu itinerario diario normal, incluyendo las horas a las que despiertas, te vas a dormir, vas a trabajar, tienes una hora específica para almorzar y otras ocurrencias regulares durante tu día. Escribe estas tareas en un itinerario que descomponga el día por horas o por medias horas para usar como referencia.

  2. Decide si prefieres comer las usuales tres comidas al día o descomponer tu ingesta calórica en 5 o 6 comidas pequeñas. De acuerdo con el American Council on Exercise, cualquier opción es buena dependiendo de tus preferencias personales y de cuan capaz seas de mantener tu consumo de comida bajo control.

  3. Programa tus comidas por lo menos una hora antes de ejercitarte para darle a tu cuerpo el tiempo suficiente para digerir lo que acabas de comer. Fíjate en tu itinerario usual de ejercicio para determinar si alguna de tus comidas regulares cae dentro de ese horario. Mueve la comida por lo menos una hora antes de ese tiempo o atrásalo hasta después de que hayas terminado el ejercicio.

  4. Programa tu desayuno cada mañana para darte energía y para mantener el hambre bajo control durante el resto de la mañana. Utiliza tu típica hora de despertar como una guía para programar tu desayuno. Evita esperar demasiado tiempo después de despertar para comer para evitar que te dé demasiada hambre.

  5. Programa tus otras comidas, dependiendo de cuántas piensas tener en el mismo día. Para el itinerario típico de tres comidas al día, escribe tu almuerzo y tu cena. Trata de no dejar el espacio entre las comidas relativamente equitativo para evitar que te dé demasiada hambre.

  6. Agrega algunos bocadillos saludables en tu itinerario de comidas para mantener al hambre controlada.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por reyes valdes