Hongo de la uña en el salón

Hacerte una manicura o pedicura en un salón debería ser una experiencia relajadora y agradable que te deja uñas bien pintadas y recortadas. Sin embargo, a veces puedes llevarte contigo algo más, una infección micótica. Tener una infección en los dedos de la mano o de los pies puede ser una experiencia preocupante y potencialmente dolorosa.

Síntomas

Las infecciones fúngicas en las uñas generalmente comienzan como una mancha blanca o amarilla en la punta de la uña. Luego, cuando el hongo se disemina, la uña puede decolorarse, engrosarse, perder lustre y brillo, cambiar de forma y desarrollar bordes que se rompen con facilidad, según la American Academy of Family Physicians. A algunas personas, puede causarles dolor, mal olor o separación de la uña de su lecho.

Causas

Un salón de manicura y pedicura es un sitio público con sillas, instrumentos, cepillos y toallas que están en contacto con muchas personas. Algunos clientes pueden tener una infección fúngica existente, y si los elementos compartidos no se limpian adecuadamente, otros clientes pueden infectarse, según la University of Iowa Hospitals and Clinics. Las empleadas que no se lavan las uñas también pueden propagar el hongo. Además, el corte de las cutículas, que es el sello que actúa como barrera entre la uña y su lecho, permite que los hongos penetren con mayor facilidad en el cuerpo

Tratamiento

Si sospechas que tienes una infección fúngica en una uña, debes consultar a tu médico. Debes usar medicinas antimicóticas orales prescritas como Lamisil o Sporanox, en lugar de cremas de venta libre, para tratar el hongo, según MedlinePlus.com. Para casos más severos, tu médico puede sugerir un esmalte para uñas antimicótico llamado Penlac; una medicación antimicótica para usar junto con la medicina oral o la cirugía en casos muy severos en los que se retira la uña.

Advertencia

Si bien las infecciones fúngicas de las uñas pueden resultar antiestéticas, también pueden ser peligrosas para quienes tienen sistemas inmunes debilitados, según el sitio web de la Clínica Mayo. La tarea del sistema inmune consiste en responder a cualquier invasión de cualquier cuerpo extraño como los hongos, pero si tu inmunidad es débil debido a una enfermedad, es posible que no realice su tarea. Las personas con SIDA, leucemia o que han sido receptores de trasplantes de órganos pueden tener infecciones que se diseminen más allá de sus manos y sus pies lo que puede llevar a serias complicaciones y requerir un cuidado médico más importante.

Prevención

Se pueden tomar varias precauciones para reducir el riesgo de contagiarse una infección fúngica en un salón de manicura y pedicura. Al ir a uno de estos lugares con licencia, puedes preguntar acerca de cuáles son los procesos de sanitización, llevar tus propios instrumentos para las uñas y solicitar que las empleadas se laven las manos y que usen guantes de caucho como medidas preventivas. Finalmente, usa el sentido común cuando decidas ir a hacerte las uñas. Si el salón no luce ni huele a limpio, entonces lo mejor que puedes hacer es ir a otro sitio.

Más galerías de fotos



Escrito por anna lisa somera | Traducido por irene cudich