Cómo puede un hombre perder peso con rapidez

Como los hombres tienen metabolismos más rápidos que los de las mujeres, perder peso con rapidez es más fácil para los hombres que para las mujeres. De todos modos, se requiere cierto grado de compromiso y dedicación para perder peso. Al seguir una estricta rutina de dieta y ejercicios cardiovasculares, pronto estarás perdiendo libras rápidamente. Sigue cuidadosamente estos pasos para obtener los mejores resultados.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Disminuye tu consumo calórico diario. Como el consumo calórico es el primer factor determinante en la pérdida y ganancia de peso, este paso es crítico. Usa una calculadora de metabolismo basal para determinar tu tasa de metabolismo basal según tu edad, género, altura y peso. Como intentas bajar de peso rápidamente, intenta construir una dieta que tenga unas 1.000 calorías menos que este número, usando la información nutricional en las bebidas y alimentos deseados como tu guía. Como una libra (453 g) de grasa equivalen a 3.500 calorías, esto provocará que pierdas aproximadamente 2 libras de grasa por semana, indica Harvard Health. Al ajustar tu dieta actual para cumplir estas metas, comienza eliminando comida chatarra, dulces y sodas. Si es necesario, continúa reduciendo cuidadosamente las porciones de tus comidas.

  2. Incrementa tu consumo de proteínas diario. Aunque no trates de desarrollar los músculos, las proteínas cumplen un propósito importante en tu régimen. Los suplementos de proteínas actúan como supresores del apetito para aquellos que realizan dietas con calorías restringidas, indica un estudio publicado en el 2004 en el "International Journal of Obesity" (Diario Internacional sobre la Obesidad). Esto te permitirá controlar mejor tus antojos y tener mejores oportunidades de mantener la dieta. Por ello, intenta reemplazar al menos una porción diaria de carbohidratos con una porción equivalente de proteínas. Algunos alimentos adecuados para esto son el pescado, la carne, las claras de huevo, las habas y el queso de soja. Si es necesario, puedes sustituir estas comidas con polvo de proteínas de suero de leche.

  3. Realiza ejercicios cardiovasculares diariamente. Esto no solamente quemará calorías y grasa, sino que mantendrá tu metabolismo activo, a pesar de tu dieta de bajas calorías. Comienza con unos 15 minutos por sesión, buscando incrementar la duración de tus sesiones conforme tu nivel de condición física mejora. Ejemplos de actividades adecuadas incluyen correr, montar bicicleta, nadar, remar y los deportes organizados.

Consejos y advertencias

  • Si tienes mucho sobrepeso, considera ejercicios cardiovasculares de bajo impacto, como bicicleta estacionaria o máquinas elípticas, pues así reducirás el estrés sobre tus articulaciones.
  • Nunca comiences un programa dietético o de ejercicios sin primero consultar a tu doctor.

Más galerías de fotos



Escrito por daniel nikolas | Traducido por eduardo moguel