Historia de los tapones de fútbol

Los tapones han dado mucho versatilidad y protección contra las lesiones musculares de todas los tipos, a los jugadores de fútbol. Su función principal es darle al calzado de un jugador mayor control sobre el césped, especialmente en condiciones húmedas o en barro. Los avances en el desarrollo de los tapones han seguido al juego de fútbol americano desde sus inicios en la década de 1860.

Comienzos lentos

Los tapones se remontan al siglo 16, cuando el jugador de Inglaterra Enrique VIII ordenó lo que pudo haber sido el primer par de tapones especializados para su "Gran guardarropa". Los tapones o tacos aparecieron por primera vez en el lado opuesto del Atlántico como el calzado para jugadores de fútbol del siglo 19. El fútbol americano siguió con los primeros modelos que tenían cuero, metal o incluso tacos de madera. Esto a su vez condujo a múltiples lesiones.

Y llegó el caucho

Mientras el fútbol evolucionaba, ​​algunos innovadores vieron la necesidad de nuevos y mejores sistemas de fijación o tapones. En 1925, los hermanos alemanes Rudolf y Adi Dassler, que irían a comenzar con las marcas Puma y Adidas, desarrollaron sistemas de fijación con tacos removibles. Los jugadores fueron capaces de entrenar en sus zapatos deportivos, y luego quitarse los tacos y caminar hasta su casa. Los tacos de goma, que antes se consideraban demasiado pesado para el juego, llegaron a lo largo de la década de 1920, gracias también a la aparición de caucho vulcanizado.

Jugando en el barro

Mientras que el entrenador en Oregon Agriculture College, que se convirtió en el estado de Oregon, el innovador Joseph Pipal desarrolló lo que llegó a ser conocido como "tacos de barro". Estos largos y afilados tapones fueron diseñados para mejorar el rendimiento en condiciones de barro. Mantenerse de pie fue gracias a las contribuciones de Pipal para el juego de fútbol.

Construídos para la velocidad

Mientras los tapones continuaron evolucionando, la mayoría de las empresas tomaron un enfoque cuanto más liviano mejor. La oferta de Adidas en el 2011, fue de 6,9 onzas para un botín "5 estrellas", con los tapones de fútbol más ligeros jamás inventados. Nike lo superó dos años más tarde con el Vapor Laser Talon de 5,6 onzas. El VLT también fue el primer sistema de fijación de fútbol producido utilizando tecnología de impresión 3D.

Más galerías de fotos



Escrito por joel devyldere | Traducido por franco castro