La historia de las píldoras dietéticas

La percepción de la belleza ha cambiado con el tiempo. A partir de finales del siglo 19, la actitud en relación con el peso, especialmente entre las mujeres, comenzó a cambiar hacia un aspecto más atlético y delgado. Este cambio provocó una búsqueda de soluciones que harían la pérdida de peso más fácil. Debido a esto, las píldoras dietéticas ganaron popularidad y han ido evolucionando a través de los años.

Las primeras píldoras dietéticas

Las primeras píldoras de dieta estuvieron disponibles durante la era de la medicina de patente de finales de 1800. Conocida como reductores de grasa, se basaban en el extracto de la tiroides, lo que puede aumentar la tasa metabólica. Se pensaba que las píldoras eran una forma eficaz de reducción de peso. Desafortunadamente las pastillas tuvieron efectos secundarios inesperados, incluyendo latidos anormales del corazón, aumento del ritmo cardíaco, debilidad, dolores de pecho, presión arterial alta e incluso la muerte. Mientras que los riesgos eran significativos, esta forma de control de peso continuó estando disponible hasta la década de 1960.

A prinicipios del siglo 20

En la década de 1930, un nuevo medicamento llamado dinitrofenol se volvió un tratamiento popular para la pérdida de peso. El fármaco mostró producir un efecto termogénico en el cuerpo. El medicamento causó varias muertes accidentales de hipertermia, junto con los casos reportados de erupciones cutáneas graves, daños en el sentido del gusto y cataratas en los ojos. Estos incidentes contribuyeron a nuevas leyes promulgadas que formaron la Administración de Alimentos y Medicamentos de mayor control, y se detuvo el uso de dinitrofenol en los Estados Unidos.

A mediados del siglo 20

A mediados de la década de 1950, la anfetamina se convirtió en el medicamento de elección. El estimulante se le dio a los soldados durante la Segunda Guerra Mundial para mantenerlos alerta. Uno de los efectos secundarios fue la supresión del apetito. Esto llevó a que se prescribieran las píldoras en los Estados Unidos para ayudar a las personas a perder peso. El riesgo de abuso y los efectos neurológicos y psicológicos adversos resultaron ser más importante que el valor de la medicación proporcionada. Otro medicamento, fumarato aminorex, fue desarrollado como tratamiento para la obesidad en 1965. Por desgracia, provocó hipertensión pulmonar en muchos casos y fue retirado del mercado en 1968. La década de 1960 también vio un resurgimiento en el uso de la hormona tiroidea para el tratamiento de la pérdida de peso. Esto se utiliza a menudo en combinación con diuréticos, laxantes y anfetaminas para promover la pérdida de peso. Con el tiempo, este enfoque cayó en desuso debido a los riesgos de toxicidad.

Efedra

En la década de 1970, un médico danés utilizó la efedrina en combinación con la cafeína para tratar el asma. Eventualmente esto se prescribió para la pérdida de peso. En 1994, Estados Unidos aprobó la Ley de Salud y Educación sobre Suplementos Dietéticos, clasificando la efedra como hierba que no requiere aprobación de la FDA. En consecuencia, el uso generalizado de la efedra para la obesidad aumentó significativamente. Las reacciones adversas a la medicación en forma de problemas cardiovasculares y neurológicos obligaron a que la FDA declarará la efedra como sustancia peligrosa. La fenilpropanolamina, una sustancia química que se deriva de la efedra también se hizo popular como un supresor del apetito. Su uso se interrumpió cuando se reportaron accidentes cerebrovasculares hemorrágicos y el aumento de la hipertensión.

Fenfluramina

La fenfluramina se aprobó como un tratamiento de pérdida de peso en 1973. Su nivel más alto de popularidad fue en 1992 cuando se combinó con otro medicamento, la fentermina, un medicamento que llegó a ser conocido como fen-phen. Más de 18 millones de prescripciones fueron escritas sólo en 1996. Los efectos adversos en el corazón comenzaron a surgir entre los que tomaron fen-phen, incluyendo la hipertensión pulmonar, lesiones cardíacas y anomalías en las válvulas. Debido a estos riesgos, tanto la fenfluramina y como la fentermina fueron retirados del mercado en 1997.

El siglo 21

En el siglo 21, las píldoras de dieta, muchas hechas con formulaciones a base de hierbas proliferaron en el mercado. La última entrada en el campo de la píldora dietética es Orlistat, que se vende con receta médica como Xenical y como Alli. El orlistat se toma para reducir la cantidad de grasa en la dieta que se absorbe por el tracto digestivo y se utiliza junto a una dieta reducida en calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por frank whittemore | Traducido por eduardo sanchez