Historia de la pelota de béisbol

Aunque la leyenda dice que un estudiante en Cooperstown, Nueva York inventó el béisbol en 1839, con toda probabilidad, evolucionó a partir del juego de cricket. El deporte era tan organizado en sus primeros días, y la pelota pasó por muchas transformaciones en el siglo 19 en su camino a convertirse en el béisbol usado por las Grandes Ligas en el milenio.

Las primeras bolas de béisbol

Las primeras pelotas de béisbol tenían desde una nuez a una roca en el centro. Se envolvía hilo o cuerda alrededor de cualquier sustancia sólida. A continuación, la cadena fue revestida en cuero. Los jugadores hacían su propia pelota o las hacían hacer a sus propias especificaciones. Como la costumbre de los primeros equipos de la década de 1850 era llevar las bolas de un juego, los juegos fueron considerablemente influenciados por la elección de una bola con propiedades que adaptará el estilo de un equipo de juego.

Construcción oficial

Como el béisbol se hizo más organizado en la década de 1850, se llevaron a cabo reuniones periódicamente entre equipos y los órganos rectores para decidir sobre el mejor peso, dimensiones y construcción de la bola de béisbol. Las reglas fueron cambiadas, y luego cambiaron de nuevo. En 1854, tres equipos de Nueva York decidieron que usarían pelotas que pesaban de 5 ½ a 6 onzas. El peso cambió a entre 6 y 6 ¼ onzas tres años más tarde. En 1858, se decidió que el centro se haría del caucho de la India. En 1860, todo cambió de nuevo. El peso oficial de una pelota de béisbol se redujo de nuevo a 5 ¾ onzas, luego a 5 ½ onzas en el 1861, y a 5 ¼ onzas en 1867. En 1871, se decidió que el peso de la goma en el interior debería ser de no más de 1 onzas. Esto pareció satisfacer a todos, porque el béisbol no cambió de nuevo a través del resto del siglo 19. A partir de 2011, las reglas de MLB se especifica que el centro puede ser de cualquier caucho o corcho y la bola debe pesar entre 5 y 5 ¼ onzas.

Fabricantes notables de bolas

Durante la mayor parte del siglo XIX, algunas compañías dominaban la fabricación de pelotas de béisbol de acuerdo al progreso del deporte y los jugadores renunciaron a hacer sus propias pelotas. HP Harwood and Sons produjo las primeras pelotas de fabricación comercial en 1858. John Van Horn, quien también jugó en segunda base para el Club Báltico en New York, fue el principal productor de pelotas de béisbol en la década de 1860. La compañía de Albert Spalding se hizo cargo en 1878 y continuó suministrando a la Liga Nacional hasta 1977, cuando pasó a Rawlings. En 1998, la MLB compró más de 600 mil pelotas de béisbol de Rawlings, de acuerdo con la American Chemical Society.

Era moderna

El último cambio notable de pelotas de béisbol se produjo en 1974, cuando la MLB cambió la cubierta exterior de cuero de piel de caballo, ya que la piel de caballo se hizo difícil de conseguir. Las Grandes Ligas ahora ponen sus pelotas a través de pruebas estrictas antes de jugar. Se disparan desde un cañón de aire a una velocidad de 85 pies por segundo en una pared de ceniza blanca del norte y deben rebotar a no más de 0,578 por ciento de su velocidad original.

Datos curiosos

Cuando los lanzadores comenzaron a quejarse en 1921 de que no pudieron conseguir un buen agarre en las nuevas pelotas, los árbitros comenzaron la práctica de frotarlas antes de un partido. Rubbing Mud de Lena Blackburne se usa en la actualidad, y su receta exacta es un secreto profundo. Rawlings también ahora hace pelotas con microchips dentro que graban la velocidad de una pelota.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por blas isaguirres