Historia del casco de Hockey

Conocido por su velocidad y robustez física, el hockey puede ser un deporte muy peligroso debido a los patines afilados, palos que se balancean y discos duros como piedras, sin mencionar la superficie de juego resbaladiza. Los jugadores deben llevar un amplio equipo para protegerlos de diversos rigores del juego. Increíblemente, el casco de hockey, que debería ser la pieza más evidente de los equipos de seguridad, no siempre fue parte del uniforme estándar.

Primeros cascos

Mientras sigue abierto el debate sobre quién fue el primer jugador de hockey en ponerse un casco protector, Eddie Shore de Boston se convirtió en la primera estrella de alto perfil de la Liga Nacional de Hockey en usar un casco. En diciembre de 1933, Shore, un defensor castigador de los Bruins, con saña se peleó con Ace Bailey de Toronto y envió su cabeza desprotegida a estrellarse contra el hielo. Bailey sufrió una fractura de cráneo y casi muere. Se recuperó, pero Bailey nunca jugó hockey de nuevo. Sacudido por el incidente, Shore llevó un casco por el resto de su carrera. Sin embargo, en esos días, los cascos consistían en poco más que tiras de cuero cosidas juntas en un gorro y con una correa para la barbilla.

Inicios trágicos

A pesar del incidente de Bailey, los jugadores de la NHL se mantuvieron reacios a usar cascos hasta que la tragedia golpeó una vez más en enero de 1968. Bill Masterton, un centro de Minnesota North Stars, se cayó y se golpeó la cabeza contra el hielo en un partido contra los Seals de Oakland, causando un aneurisma cerebral fatal. Masterton se convirtió en el primer y único jugador en la historia de la NHL que murió debido a un incidente en el hielo. Increíblemente, le tomó a la liga hasta 1979 hacer los cascos obligatorios, e incluso entonces sólo afectó a los jugadores que entraban en la liga; los veteranos tenían la opción de si deseaban o no usar uno. El último en jugar sin casco fue Craig MacTavish, quien se retiró en 1997.

Cascos modernos

Numerosos fabricantes, como CCM, Bauer y Reebok, han entrado en el mercado del casco de hockey. La mayoría de los cascos de hockey son modernos y disponen de la misma construcción en general, con una cáscara exterior dura hecha de plástico y otros materiales compuestos que encierran una serie de relleno de espuma diseñada para amortiguar la cabeza. Los cascos del hockey también disponen de rejillas de refrigeración y correas ajustables para la barbilla para un ajuste preciso.

Protección extra

Los jugadores de hockey jóvenes y todas las escuelas secundarias y los jugadores universitarios en los Estados Unidos deben usar cascos completos que protegen toda la cara. Los jugadores juniors canadienses no están obligados a llevarlos, aunque muchos optan por viseras que se extienden hacia abajo desde el casco para proteger sus ojos de palos y discos. Si bien es libre la opción de usar cascos completos o viseras, muchos jugadores de la NHL aún rechazan la protección extra, y los completos sólo se ven cuando los jugadores se están recuperando de una lesión en la cara.

Más galerías de fotos



Escrito por william lynch | Traducido por mariana van der groef