La historia de las carreras olímpicas

Los Juegos Olímpicos han cambiado mucho desde sus humildes inicios en la antigua Grecia. Al principio, sólo a los griegos se les permitía competir; ahora los Juegos Olímpicos son un evento mundial. Los antiguos Juegos Olímpicos griegos tenían pocos eventos en comparación con su encarnación moderna. No existían los deportes de invierno, y si bien la competencia individual dominaba a los antiguos Juegos Olímpicos, la versión moderna incluye los deportes de equipo, como el baloncesto. Sin embargo, una cosa ha permanecido constante a lo largo de la historia. La carrera siempre ha jugado un papel importante en los Juegos Olímpicos.

El comienzo

Los primeros Juegos Olímpicos griegos tuvieron lugar en el año 776 a.C. Duraron un día, y ofrecieron sacrificios en honor de los dioses griegos, especialmente Zeus. El único evento deportivo fue una carrera desde un extremo de la pista de carreras al otro. Fue llamado un stadion, o estadio, y su distancia fue de unos 630 metros, según el sitio web Ancient Greece. Esta sola carrera siguió siendo el único evento deportivo en varios Juegos Olímpicos sucesivos.

La Olimpíada

Al igual que su contrapartida moderna, los Juegos Olímpicos griegos ocurrieron cada cuatro años. El período de cuatro años entre los Juegos Olímpicos se convirtió en una medida de tiempo griega llamada la Olimpíada. Por cerca de 400 años, cada Olimpíada fue nombrada como el atleta que había ganado la carrera de los Juegos Olímpicos. Por ejemplo, debido a que un atleta llamado Koroibos fue el vencedor en los primeros Juegos Olímpicos en 776, el período subsiguiente de cuatro años fue llamado la Olimpíada de Koroibos.

Expansión de los juegos olímpicos

Eventualmente los Juegos Olímpicos se convirtieron en un evento de cinco días, y se incluyen otras competencias, como el boxeo y el pentatlón. En el pentatlón, el atleta participaba en los cinco eventos, incluyendo una carrera. Hubo también una carrera del doble de larga que un estadio. Sin embargo, el estadio original siguió siendo el evento principal, y su popularidad continuó hasta que el emperador Teodosio Ia abolió los juegos en 394 d.C.

Primeros intentos de renacimiento

Los franceses intentaron revivir los Juegos Olímpicos durante la Revolución Francesa. Las competencias se celebraron tres años consecutivos desde 1796 hasta 1798. Los franceses habían inventado recientemente el sistema métrico decimal, por lo que por primera vez, los atletas olímpicos competieron en circuitos medidos en metros. Las carreras también se incluyeron en otros intentos de revivir los Juegos Olímpicos, como el Grand Olympic Festival, que tuvo lugar en Liverpool durante la década de 1860. Grecia también intento revivir los Juegos Olímpicos alrededor del mismo tiempo. Este renacimiento, llamado el Olympia de Zappas, contó con una recreación de la antigua carrera de estadio.

Juegos Olímpicos modernos

Cuando los Juegos Olímpicos modernos comenzaron en 1896, los velocistas corrieron una carrera de 100 metros y una carrera de 400 metros. Una carrera de 200 metros se añadió en los Juegos Olímpicos de 1900, y los equipos de cuatro velocistas comenzaron a correr carreras de relevos en los Juegos Olímpicos de 1912. Se agregaron las pruebas de velocidad de mujeres en los Juegos Olímpicos de 1928. El formato de las carreras cambió. Las cuerdas, que originalmente separaban los carriles de las carreras, fueron finalmente descartados. Los velocistas olímpicos comenzaban las carreras desde una posición vertical, a veces con puertas de largada que se abrían cuando empezaba la carrera, pero los bloques de largada se introdujeron en los Juegos Olímpicos de 1948, y los corredores ahora partían desde una posición en cuclillas. Las condiciones de las carreras han mejorado. En 1956, los velocistas olímpicos comenzaron a correr en pistas sintéticas, y las prendas deportivas se convirtieron en más livianas y más fáciles de usar. El rendimiento ha mejorado con los años. Por ejemplo, en los Juegos Olímpicos de 1986, Thomas Burke ganó la carrera de 100 metros con un tiempo de 12,0 segundos, pero en 2008, Usain Bolt los corrió en 9,69 segundos para establecer un récord mundial.

Más galerías de fotos



Escrito por daniel zimmermann | Traducido por mariano abrach