Historia de la carrera de los 400 metros

La carrera de velocidad de los 400 metros ha sido parte de los juegos Olímpicos desde el inicio de los juegos modernos en 1896. La distancia es un cuarto de milla o una vuelta alrededor de un campo moderno. Cuando los corredores compiten en estos 400 metros si posición por carriles y deben permanecer en el propio durante toda la carrera. Esta es la carrera clasificada como de velocidad más larga en los eventos de pista y campo y no es una carrera de distancia.

Estrategia para correr

De acuerdo con el velocista estadounidense Michael Johnson, quien mantiene el récord mundial en la carrera desde agosto del 2010, la mejor manera de correr esta carrera es: empujarse de los soportes de inicio a toda velocidad, mantener un paso en los segundos 100 metros, posicionarse para el final de la carrera durante los terceros 100 metros y orar por la recta final. Johnson también dice que la carrera es mucho más intelectual que una carrera de velocidad clásica, nadie puede correr los 400 metros a toda velocidad.

Historia Olímpica

La carrera de los 400 metros debutó en los primeros juegos Olímpicos modernos llevados a cabo en Atenas, en 1896. El estadounidense Thomas Burke ganó la medalla de oro con un tiempo de 54,2 segundos y su compatriota Herbert Jamison en segundo lugar con 55,2 segundos. La primer competencia de 400 metros femenil en las Olimpiadas fue en 1964. La australiana Betty Cuthbert ganó el oro con un tiempo de 52,01 segundos.

Récodr mundial varonil

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo reconoció por primera vez el récord mundial en los 400 metros en 1900 cuando fue implementado por el estadounidense Maxey Long, con un tiempo de 47,8 segundos. Un estadounidense a mantenido o compartido el récord mundial todos los años excepto nueve hasta agosto del 2010. El récord mundial actual le pertenece a Michael Johnson, quien terminó la carrera en 43,18 segundos en Sevilla, España, en 1999.

Récord mundial femenil

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo reconoció por primera vez el récord mundial de los 400 metros femenil en 1957, cuando fue implementado por la australiana Marlene Willard con un tiempo de 57,0 segundos. La polaca Irena Kirszenstein fue la primer mujer en finalizar el evento en menos de 50 segundos en 1974. La corredora de Alemania del Este, Marita Koch implementó el actual récord mundial con 47,60 segundos en Canberra, Australia, en 1985.

Otras versiones

La carrera de los 440 metros fue el estándar de muchos países en algún tiempo pero no lo es más para las competencias internacionales. En tres ocasiones, el récord mundial varonil en los 400 metros fue en realidad el tiempo en la carrera de los 440: el estadounidense Bill Carr corrió los 440 metros en 46,28 segundos en 1932; el jamaiquino Herb McKenley terminó las carrera de los 440 en 46,0 segundos en 1948 y el estadounidense Adolph Plummer corrió la distancia con empate en tiempo de 44,9 segundos en 1963.

Más galerías de fotos



Escrito por nick georgandis | Traducido por glen boyd