La historia de la carrera de 100 metros

La carrera de 100 metros es la competencia de carrera corta al aire libre que generalmente se realiza en la sección de "recta final" de una pista de atletismo estándar. A los ganadores olímpicos de la carrera de 100 metros se les otorga el título no oficial del hombre o la mujer más rápidos del mundo. Considerada un elemento básico entre los atletas de pista y campo, la historia de la carrera de 100 metros se extiende hasta la historia antigua.

Historia antigua

De acuerdo con la University of Alaska Fairbanks, los orígenes de la carrera de 100 metros se remontan al "stadion", una competencia de carreras practicadas en la antigua Grecia. Siendo uno de los deportes más competitivos en los antiguos Juegos Olímpicos, el stadion era una carrera corta y explosiva que implicaba correr 95 metros hasta un poste designado y luego correr de vuelta a la posición inicial. Aunque las versiones iniciales de esta carrera hacían que los corredores tomaran sus marcas detrás de una ranura de piedra tallada en el suelo, los antiguos griegos eventualmente inventaron el husplex, o la puerta de partida.

Juegos Olímpicos modernos

La carrera de 100 metros prácticamente es sinónimo de las carreras de pista y campo olímpicas; fue parte de los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna en Atenas en 1896. Thomas Burke de los Estados Unidos ganó la primera medalla otorgada por la carrera de 100 metros, y fue sucedido por otros corredores estadounidenses hasta que Reginald Walker de Sudáfrica ganó la competencia en 1908. Desde entonces, los Estados Unidos han recibido más de la mitad de las medallas olímpicas por la carrera de 100 metros.

Tecnología de la carrera de 100 metros

Mientras que los corredores en la antigua Grecia comenzaban la carrera en posición vertical, los corredores de hoy en día comienzan la carrera agachados con sus talones presionados contra parrillas de salida. Estas permiten ayudar a los corredores ganar un impulso adicional en el comienzo de la carrera, mejorando la aceleración y disminuyendo el número de metros que necesita el corredor para llegar a su velocidad máxima mientras va corriendo. De acuerdo con la University of Alaska Fairbanks, las parrillas de salida se introdujeron en la década de 1920 e hicieron su primera aparición en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948.

Récords y campeones

Según la International Association of Athletics Federation, el récord mundial de hombres se ha mejorado en 12 veces desde 1968, cuando se introdujo el cronometraje electrónico a los deportes de pista olímpica. En agosto de 2009, Usain Bolt de Jamaica consiguió el récord mundial de 9,58 segundos, rompiendo su propio récord anterior de 9,69 segundos. El récord mundial de mujeres es de 10,49 segundos y fue conseguido por Florence Griffith-Joyner en julio de 1988.

Más galerías de fotos



Escrito por brian connolly | Traducido por mariano abrach