Hiperpigmentación en la piel oscura

La hiperpigmentación es la aparición de puntos oscuros sobre la piel provocados por la producción excesiva de melanina, el químico que determina el color de la piel. Aunque una complexión más oscura confiere algo de ventaja en la protección del sol y algunos signos de envejecimiento, se convierte en una vulnerabilidad a la exposición al sol que puede provocar puntos oscuros.

¿Qué provoca la PIH?

La hiperpigmentación postinflamatoria (PIH por sus siglas en inglés) ocurre cuando la piel reacciona a un daño inflamándose. La inflamación desencadena la producción de más melanina en la piel, aunque es producida desigualmente en puntos o parches, y no a lo largo del área completa de la piel. Además de la exposición a la luz del sol, otras causas pueden ser trastornos tiroideos autoinmunes y fármacos que provocan sensibilidad a la luz. Si la sobreproducción de melanina ocurre en las capas superiores de la piel, los puntos tendrán un tono más oscuro de color café. Si es en las capas más internas, luce como una decoloración gris o azul. La PIH es más común entre las personas de origen africano, asiático, latino o hindú, aunque puede ocurrir en hombres y mujeres de todos los colores de piel.

Tipos de PIH

La hiperpigmentación difusa también puede ser un síntoma de condiciones subyacentes como la enfermedad de Addison, la trisomía del cromosoma 14, el síndrome de Hay-Wells, la cirrosis, esclerodoma y otras enfermedades. Tu médico puede determinar si es PIH o de naturaleza sintomática. Existen dos tipos principales de PIH: el melasma, o áreas simétricas, claramente delimitadas de color café oscuro de hiperpigmentación en la cara que afectan a las mujeres embarazadas y a las que toman anticonceptivos orales; y las lentígenes, que son puntos oscuros y planos provocados por exposición prolongada al sol. Estas últimas generalmente aparecen en la cara y en la parte posterior de las manos a una edad media y se vuelven más grandes con la edad.

Fármacos que provocan PIH

Muchos tipos de fármacos de prescripción son conocidos por inducir la hiperpigmentación, entre los cuales están la amioradona, los medicamentos anti malaria, la bleomicina y los fármacos de quimioterapia para el cáncer como el busulfan, ciclofosfamida dactinomicina, daunorubicin y 5-fluoruracilo. Otros fármacos son la desipramina, la hodrioquinona, las fenotiazinas y las tetraciclinas.

Tratamiento para las cicatrices del acné

Además de la sobreexposición al sol, las causas comunes de la PIH son rasguños, contusiones, cortes o quemaduras, al igual que el acné en las personas con piel más oscura. En muchos casos, la PIH desaparece con el tiempo. Sin embargo, existen tratamientos, como la hidroquinona que pueden restaurar tu piel a su condición natural y aclarar las áreas oscuras. Aunque se puede comprar una hidroquinona de menor fuerza sin una receta, necesitas visitar al dermatólogo para una pomada más fuerte. Los retinoides son fármacos para tratar el acné y con frecuencia tienen como resultado la PIH. Se han probado como efectivos los retinoides como el Retin-A, derivados de la vitamina A, en el tratamiento de la PIH en personas con la piel color café. Estos fármacos deben usarse con moderación y bajo la supervisión de un dermatólogo. Otros fármacos que son efectivos incluyen el ácido aceláico y el ácido gliciólico. Las exfoliaciones químicas y la microdermoabrasión son otros métodos de tratamiento.

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es un procedimiento cosmético que involucra rociar los puntos oscuros con cristales muy pequeños para afrontar la superficie de pigmentación y retirar la piel muerta. Para personas con piel sensible y para muchos de piel más oscura, este método de tratamiento se tolera bien y es efectivo cuando se realiza en un consultorio dermatológico.

Más galerías de fotos



Escrito por robert miskimon | Traducido por laura de alba