Hiperparatiroidismo y embarazo

El hiperparatiroidismo -demasiada actividad de las glándulas paratiroides- es una enfermedad rara pero peligrosa durante el embarazo debido a sus efectos sobre la madre y el bebé. El diagnóstico y tratamiento oportunos pueden ayudar a minimizar los riesgos de complicaciones para las mujeres embarazadas y sus hijos.

Hiperparatiroidismo

El paratiroidea se compone de cuatro pequeñas glándulas localizadas cerca de la tiroides en el cuello. Estas glándulas secretan la hormona paratiroidea, que regula los niveles de calcio en el cuerpo. Cuando las glándulas secretan un exceso de hormona, una condición conocida como hiperparatiroidismo, los niveles de calcio en la sangre se elevan mientras que los niveles en los huesos y otros tejidos caen. Aunque el hiperparatiroidismo afecta a alrededor del 2 al 3 por ciento de las mujeres después de la menopausia, es raro durante el embarazo. Según un estudio publicado en 2011 en los Archives of Gynecology and Obstetrics, menos de 200 casos de hiperparatiroidismo se han documentado en las mujeres embarazadas, lo que significa que algunos médicos no pueden estar buscando -o reconociendo- sus signos y síntomas.

Síntomas en las mujeres embarazadas

Dos síntomas comunes del hiperparatiroidismo son náuseas y vómitos. Sin embargo, ambos de estos síntomas son comunes durante el embarazo, lo que puede hacer que el hiperparatiroidismo sea más difícil de detectar en las mujeres embarazadas. Otros síntomas incluyen debilidad, fatiga, estreñimiento, aumento de la sed, fatiga, dolor óseo y aumento de la micción.

Diagnóstico

Debido a que es una enfermedad poco frecuente, los médicos no prueban rutinariamente por el hiperparatiroidismo durante el embarazo. Sin embargo, si tu médico se da cuenta de que tienes niveles altos de calcio o niveles bajos de fosfato en la sangre, puede sospechar de hiperparatiroidismo. Tu médico también puede pensar en hiperparatiroidismo si tiene varias fracturas óseas por traumatismos menores. Con cualquiera de estos síntomas puedes pedirle a tu médico que mida tus niveles de hormona paratiroidea para ver si están excesivamente elevados. Tu médico también puede ordenar una ecografía para detectar cualquier tumor o tumores en la glándula paratiroidea.

Complicaciones

A pesar de su rareza, el hiperparatiroidismo durante el embarazo es importante de diagnosticar, debido a sus posibles complicaciones, que afectan a la mayoría de las mujeres embarazadas que tienen esta enfermedad. Para la madre, complicaciones potenciales incluyen cálculos renales, vómitos frecuentes, pre-eclampsia, pancreatitis y presión arterial alta. En algunos casos, los niveles elevados de calcio pueden ser potencialmente mortales. Las complicaciones para el bebé incluyen muerte fetal, aborto involuntario y niveles bajos de calcio después del nacimiento. Estas bajas concentraciones de calcio pueden causar contracciones musculares incontrolables llamados tetania.

Tratamiento

Un tumor paratiroideo benigno llamado adenoma representa la mayoría de los casos de hiperparatiroidismo, tanto en las mujeres embarazadas y la población en general. Para las mujeres embarazadas con un adenoma, la cirugía es el tratamiento definitivo. La cirugía generalmente se evita durante el primer trimestre, debido al riesgo para el feto, y se evita durante el tercer trimestre debido al aumento del riesgo de parto prematuro. La extirpación quirúrgica del adenoma es generalmente llevado a cabo durante el segundo trimestre.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por georgina velázquez