Cómo saber si tu hijo está fumando marihuana

Escrito por maria magher | Traducido por esteban arenas

Cada vez más niños están fumando marihuana. El National Institute on Drug Abuse encontró, en su encuesta Monitoring the Future del 2012 para octavo, 10º y 12º grado, que el 36 por ciento de los estudiantes de secundaria y 11 por ciento de los estudiantes de octavo grado habían fumado en el año anterior. Reconocer los signos de que tu hijo puede estar fumando marihuana puede ayudar a frenar el comportamiento antes de que sea un problema o brindarle ayuda profesional, si es necesario.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Busca síntomas físicos de que tu hijo puede estar drogado. Estos pueden incluir ojos rojos, nerviosismo, risa inadecuada, mareos o falta de equilibrio.

  2. Presta atención a la utilización repentina de ambientadores o incienso. Tu hijo puede estar usando esto para enmascarar el olor de la marihuana en su habitación o en su cuerpo.

  3. Pon especial atención a las calificaciones. Empowering Parents dice que los niños que están fumando marihuana probablemente experimentarán una disminución en la motivación, lo que puede llevarlos a faltar a la escuela y a tener calificaciones más bajas. Si no has visto un reporte de calificaciones por un tiempo, tu hijo pudo haberlo escondido. Llama a la escuela para pedir una copia. Si tiene sospechas sobre el comportamiento de tu hijo, llama a la escuela para pedir un informe sobre su asistencia y rendimiento en clase.

  4. Conoce a los amigos de tu hijo. Empowering Parents dice que los niños que están fumando marihuana probablemente empiecen a pasar tiempo con nuevos amigos - tal vez amigos que estén dándoles marihuana o con los que tu hijo podría estar fumando. Si tu hijo no trae amigos a la casa, también puede ser una señal de alarma.

  5. Pon atención a las actividades extracurriculares. Con la caída en la motivación, los niños también pueden dejar de hacer cosas como asistir a los clubes después de la escuela o participar en deportes.

  6. Pon atención a los cambios en el estado de ánimo. Esa actitud hosca puede no ser típicamente adolescente ni angustia preadolescente. El Caron Treatment Center dice que el uso de marihuana puede conducir a la ansiedad, ataques de pánico, cambios de humor, comportamiento antisocial y comportamiento más negativo en general. Si notas un cambio repentino en la actitud de tu hijo, investiga cual puede ser la causa.

  7. Busca en la habitación de tu hijo y en sus pertenencias drogas y parafernalia. Es una buena idea pedir permiso primero, pero si no quieren conceder el permiso o se enoja con lo que le pides, es posible que tenga algo que ocultar.

  8. Pídele a tu hijo que se realice una prueba de drogas. Proponle la prueba sin previo aviso, y ve a un centro de pruebas de inmediato. De lo contrario, podría tener la oportunidad de hacer algo para alterar la prueba, como tomar ciertos remedios de venta libre o beber mucha agua.