Cómo hacer que tu hijo deje de interrumpir

Podría ocurrir mientras estás en el teléfono con tu jefe, participando en una intensa discusión con un amigo o hablando con tus suegros durante la cena: tu hijo se cuelga de tu manga y exige atención inmediata. La interrupción puede ser causada por la competencia con los amigos y hermanos, por estar sobre-estimulado, por un comportamiento impulsivo, o por reflejar cómo otros miembros de la familia se comunican, según Empowering Parents. Enseñar a tu hijo a dejar de interrumpir requiere paciencia y perseverancia, pero con el tiempo va a desarrollar las habilidades sociales apropiadas.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Evita validar la interrupción respondiendo a tu niño o adolescente. Sólo dale atención momentánea diciendo: "Yo estaré contigo cuando haya terminado de hablar con la abuela" o "Voy a hablar contigo cuando cuelgue el teléfono". Si persiste, sal de la habitación. Si estás con alguien, señálale que salga contigo. Al alejarte, enviarás a tu hijo el mensaje de que no va a conseguir lo que quiere mediante la interrupción. Sólo dale toda tu atención una vez que hayas terminado con la conversación.

  2. Explica a tu hijo pequeño lo que significa la interrupción. Podrías decir: "Cuando estoy hablando con papá y empiezas a hablar, ya no puedo escuchar lo que está diciendo" o "Cuando estoy en el teléfono y me haces preguntas, eso se llama interrupción". Remarca que una buena comunicación implica hablar y escuchar a otra persona sin ser distraído por las interrupciones. Puedes preguntar "¿Cómo se siente cuando otros te interrumpen? ¿Sientes que oyeron lo que decías?" Si dice que no, podrías responder "Eso es exactamente lo que siento cuando interrumpes mis conversaciones".

  3. Brinda refuerzo positivo. Cuando tu hijo se abstiene con éxito de interrumpir educadamente y espera a que termines la conversación, alábalo por sus excelentes modales. Podrías decir: "Gracias por esperar hasta que corté la llamada para mostrarme tu dibujo" o "La abuela y yo apreciamos mucho que nos dejaras terminar nuestra conversación". Recompensa a un niño pequeño o en edad preescolar con un juguete o pegatinas. Para tu hijo adolescente, permite más tiempo en la computadora o que llegue luego de su toque de queda habitual.

  4. Sé un modelo positivo controlando cualquier tendencia tuya de interrumpir a los demás. A menudo los niños modelan su comportamiento mediante la observación de sus padres. Si ve que interrumpes constantemente al vendedor, tu cónyuge o tus amigos, van a creer que es un comportamiento aceptable. Muéstrale cómo ser un oyente atento, dándole toda tu atención cada vez que habla sin interrumpirlo a mitad de la frase. Si accidentalmente lo interrumpes, discúlpate diciendo "me disculpo por interrumpirte. Por favor continúa". Una de las mejores maneras de enseñar a tu hijo a cambiar los malos hábitos es evitar comportarse de esa forma tú mismo, de acuerdo con Empowering Parents.

Más galerías de fotos



Escrito por liza blau | Traducido por natalia pérez