Qué hacer si tu hijo no tiene amigos

Es doloroso ver que tu hijo pasa dificultades, sobre todo si no tiene amigos. Lograr un equilibrio entre permitir a tu hijo que resuelva el problema y el exceso de intervención es un desafío. Aprende qué puedes hacer para mejorar el desarrollo social de tu hijo. Si es lo suficientemente mayor como para ser tu amigo, hay ciertas medidas que puedes tomar para ayudarlo.

Importancia

Los factores de desarrollo como la cultura, los compañeros, la salud, la dinámica familiar y la personalidad influyen en la capacidad de tu hijo para sociabilizar y hacer amistades. Los niños aprenden mucho observando y escuchando a los adultos que los rodean. Piensa en tu estilo de amistad, actúa con tus amigos y familiares de la manera que esperas que los amigos de tu hijo actúen con él. Las acciones positivas le ayudarán a reconocer cómo ser un buen amigo.

Trabajo preparatorio

En 1932, Mildred Paren acuñó el término "juego" paralelo, que se refiere a los niños que juegan lado a lado pero no juntos con juguetes similares, de acuerdo con "Child Development Reference". Un niño pequeño necesita alcanzar metas específicas de desarrollo antes de que esté listo para hacer amigos. Dale tiempo para moverse a través de estas fases importantes como el juego paralelo, que proporciona las bases para el desarrollo de habilidades para la amistad.

Conducta

Habla con tu hijo sobre cómo su comportamiento contribuye a su incapacidad para hacer amigos. La amistad y la autoestima están relacionadas entre sí; la falta de amigos puede hacer que te sientas fuera de sincronía con tus compañeros con un resultado negativo en la autoestima. Sé comprensivo y honesto. El desarrollo de una amistad requiere valores tan fundamentales como el tiempo, el compromiso, la paciencia, la generosidad, la bondad, la sensibilidad y la voluntad de dar de sí mismo. Hacer amigos cuando eres el chico nuevo es un reto, incluso si tu hijo tiene habilidades sociales saludables. Tranquilízalo advirtiéndole que este proceso lleva tiempo. Dale la oportunidad de hacer amigos nuevos antes de intervenir.

Consideraciones

A menudo es difícil tener una opinión objetiva sobre el desarrollo social de tu hijo. Pídele a alguien de confianza (como la maestra de tu hijo, un guía, un consejero, un religioso o un profesional de la salud) su opinión con respecto a las habilidades sociales de tu hijo. Si la información indica la necesidad de intervención profesional, estos mismos profesionales de confianza pueden actuar como guía.

Solución

Para tener un amigo, tu hijo debe tener las habilidades necesarias para ser un buen amigo él mismo. Habla abiertamente acerca de sus necesidades, es posible que aprenda que su objetivo es ser un buen amigo. No todo el mundo se siente cómoda en grupos grandes; proporciona apoyo al entender que puede ser más cómoda una relación individual. Pregunta a tu hijo si hay una nueva habilidad o actividad que le gustaría aprender o un pasatiempo favorito que le gustaría compartir con algún amigo. Ayúdale a unirse a un grupo que coincida con sus intereses y metas. La exposición a los niños con ideas afines puede mejorar sus habilidades de amistad y ampliar sus horizontes. Las escuelas, los grupos religiosos y las comunidades patrocinan clubes, equipos deportivos y organizaciones que atraen a los niños con intereses comunes.

Más galerías de fotos



Escrito por barbaraa | Traducido por andrea galdames