¿El hígado de vaca es malo para la salud?

Como el hígado filtra los tóxicos y otras sustancias potencialmente perjudiciales de la sangre, algunas personas suponen que consumir hígado de vaca es malo para la salud. Si bien consumir hígado justifica algunas consideraciones potenciales, es poderosamente bueno para la salud. Sin embargo, si tienes el colesterol alto, el hígado podría no ser la mejor elección para tu dieta ya que es bastante rico en esta sustancia.

Seguridad


Si es posible compra carne orgánica.

Compra el hígado de vaca en lugares confiables que vendan sólo carne inspeccionada por el U.S. Department of Agriculture. Estos inspectores son vitales para asegurar que el hígado que llega el supermercado sea de buena calidad; los hígados infectados, que contengan parásitos o abscesos son retirados y no son aprobados para consumo humano. Los hígados considerados saludables y comestibles siguen su camino para ser lavados y enfriados antes de ser enviados a las carnicerías y departamentos de carnes. El hígado de vaca puede contener pesticidas en una mayor concentración que otros cortes de carne. Compra carnes orgánicas si te preocupan los pesticidas.

Combate la anemia


El hígado de vaca puede ayudar a remediar una deficiencia de hierro.

Si te has sentido letárgico o irritable, has sufrido palpitaciones, tienes la piel pálida y notas la lengua hinchada, es posible que tengas una anemia por deficiencia de hierro. Incluir hígado en tu dieta puede ayudarte a elevar tu ingesta de hierro y revertir la anemia. Una tajada de 2,4 onzas de hígado de vaca a la parrilla te aporta 4,5 miligramos de hierro; los hombres adultos necesitan 8 miligramos de hierro por día, mientras que las mujeres necesitan 1,8 miligramos. Para aumentar aún más la ingesta de hierro, sirve el hígado con una guarnición de espinacas, brócoli o frijoles de lima.

Aporta energía


El hígado de vaca contiene carbohidratos y proteínas.

El hígado de vaca contiene carbohidratos y proteínas, las que aportan la cantidad de energía que necesitas para el funcionamiento de tu cuerpo. Una rodaja de hígado a la parrilla tiene 3,5 gramos de carbohidratos y 20 gramos de proteína; la energía proviene primero de los carbohidratos y luego de las proteínas. Sin embargo, estos macronutrientes podrían no convertirse en energía sin las vitaminas del grupo B. El hígado es una buena fuente de estas vitaminas, ya que contiene tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6, folato, vitamina B 12 y ácido pantoténico.

Promueve la salud de los ojos


El hígado de vaca es muy rico en vitamina A.

Una porción de hígado de vaca aporta 21.556 unidades internacionales de vitamina A, fundamental para prevenir cataratas, infecciones oculares y degeneración macular relacionada con la edad. El valor diario recomendado de esta vitamina es de 5.000 unidades internacionales para los adultos. Una porción de hígado contiene dos veces el límite superior aconsejado para el consumo de vitamina A, por lo tanto, consúmela como delicia ocasional.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por paula santa cruz