Hierro y sangrado menstrual irregular

El sangrado abundante durante la menstruación se llama menorragia. La mayoría de las mujeres en algún momento de sus años reproductivos han experimentado sangrado fuerte durante el período, de acuerdo con la Clínica Mayo. Esto puede ocurrir debido a los desequilibrios hormonales, tumores uterinos, funcionamiento anormal de los ovarios y las complicaciones del embarazo. La menorragia puede durar desde unas pocas horas hasta varios días y puede ser recurrente mes a mes.

Causas

El sangrado abundante durante los ciclos menstruales puede ocurrir por irregularidades en el estrógeno y la progesterona, que son las hormonas responsables de la activación de la menstruación y la ovulación. Las irregularidades en los niveles hormonales pueden causar una acumulación del revestimiento endometrial del útero. Cuando este revestimiento grueso se cae, normalmente se acompaña de sangrado abundante. Otra causa de sangrado abundante durante el ciclo menstrual son los fibromas uterinos. Estos son pequeños crecimientos benignos que se forman en el tejido uterino, paredes del útero o del músculo uterino. Estos crecimientos pueden ser tan pequeños como un grano o lo suficientemente grande como para llenar todo el útero. En los casos graves, la mujer puede experimentar sangrado prolongado y puede requerir una histerectomía para extirpar todo el útero. Otras causas de sangrado abundante incluyen pólipos, que son crecimientos pequeños uterinos que se extienden desde las paredes del útero hasta la cavidad uterina; adenomiosis, que hace que el revestimiento del útero crezca dentro del músculo uterino; y el uso de dispositivos intrauterinos.

Síntomas

Los síntomas de la menorragia son grandes pérdidas de sangre (81 ml o más) en cualquier momento durante tu periodo menstrual, empapando una toalla sanitaria o tampón cada hora, sangrado abundante que contiene grandes coágulos de sangre, periodo que dura más de siete días y la fatiga con falta de aire.

Complicaciones

El sangrado abundante durante incluso un corto período de tiempo puede causar dolor severo y anemia por deficiencia de hierro. La sangre contiene una proteína llamada hemoglobina; el principal componente de la hemoglobina es el hierro, de modo que cuando se pierde demasiada sangre, también se pierde hierro. Según la Clínica Mayo, la mayoría de los casos de anemia son leves, pero incluso los casos leves pueden causar debilidad, fatiga, mareos, taquicardia y dificultad para respirar.

El tratamiento con hierro

Si te diagnostican con anemia por deficiencia de hierro puede que se te indique tomar suplementos de hierro. Estos suplementos de hierro se pueden comprar sin receta en forma de líquidos, cápsulas o como parte de un complejo multivitamínico. Incluso si tus niveles de hierro son bajos, pero no estás anémico, el médico puede aconsejarte que tomes suplementos de hierro para prevenir la anemia.

Advertencia

No dupliques los suplementos de hierro. Tomar demasiado hierro puede resultar en la toxicidad de hierro, que puede causar complicaciones de salud graves, como daño en los órganos, debido a la acumulación de hierro y ataque al corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por april khan | Traducido por vanina frickel