Hierbas para el olor corporal en las axilas

El olor corporal en las axilas generalmente es el resultado de las bacterias malolientes que se multiplican cuando las axilas están calientes y sudorosas. Esto es completamente natural y puedes controlar el olor desagradable bañándote regularmente y aplicando un desodorante a diario. Sin embargo, la dieta, condiciones médicas y otros factores pueden contribuir al olor excesivo bajo los brazos y las alergias o la sensibilidad de la piel pueden impedirte usar las barras desodorantes comerciales. En cualquiera de los casos, los tratamientos herbarios pueden proporcionarte una solución eficaz y completamente natural para controlar el olor desagradable.

Hamamelis

El hamamelis es un arbusto que crece a los largo de América del Norte y en varias partes de Europa y de Asia. Según Botanical.com, el extracto líquido de esta planta ha sido reconocido durante mucho tiempo por sus beneficios para la salud dérmica, incluyendo su capacidad de exfoliarla suavemente, actuar como un astringente y dejar una fragancia sutil y agradable. Debido a estas propiedades, es un ingrediente común en muchos desodorantes herbarios comerciales. Si no puedes encontrar un desodorante de hamamelis o las versiones que venden en las tiendas no te resultan eficaces, puedes hacer tu propia versión combinando el extracto de hamamelis líquido con tus esencias florales a base de agua favoritas y aceites esenciales disueltos en vodka de alta graduación o alcohol de granos. Simplemente debes agitar la mezcla antes de cada uso y ponerla en una bola de algodón para aplicarla en las axilas.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es promocionado como un tratamiento herbario casero para docenas de condiciones, que van desde el acné a las verrugas. Según Dr. Earl L. Mindell, Ph.D., de "Amazing Apple Cider Vinegar", este producto tiene numerosos usos relacionados con la limpieza, la nutrición y la desodorización de la piel, ya que la aplicación externa del vinagre de sidra de manzana sin refinar y sin filtrar puede restaurar el equilibrio óptimo del pH. Las bacterias comunes que causan olor encuentran que la piel con el pH balanceado es un ambiente poco hospitalario, lo que permite prevenir la causa raíz del olor en las axilas. Para probar este remedio casero, comienza con un vinagre de manzana de alta calidad, sin refinar y sin filtrar. En lugar del desodorante, usa un paño para aplicar este producto sin diluir sobre las axilas y espera a que se seque al aire. Su tienes la piel extremadamente sensible, tal vez debas diluirlo con agua y si prefieres un aroma agradable, puedes incorporarle unas gotas de tu aceite esencial favorito. Proporciona este tratamiento a todo el cuerpo tomando un baño agregando 2 tazas de vinagre de sidra de manzana al agua.

Salvia

Debido a que la causa principal del olor en las axilas es la transpiración, también puedes tener éxito con hierbas que ayudan a que tu cuerpo resista la sudoración excesiva. Según herbwisdom.com, la salvia tienen una historia como un tratamiento natural para las glándulas sudoríparas hiperactivas y también establece que la eficacia de hierba ha sido clínicamente probada en cuanto a la reducción del sudor asociado con la menopausia. Si bien no está completamente probado con una investigación clínica en seres humanos, se teoriza que la salvia reduce la sudoración en dos formas; primero, a través de sus propiedades astringentes naturales puede reducir la humedad y los aceites internamente, según Disabled World. En segundo lugar, de acuerdo a herbwisdom.com, se cree que es beneficiosa para el sistema nervioso, lo que promueve una sensación de alerta tranquila. Esto puede ayudarte a evitar momentos de ansiedad o de excitación nerviosa que causan una excesiva sudoración de forma súbita. Además de infundir las hierbas secas en agua caliente y beberla como un té, puedes consumir la salvia como un alimento cuando la usas como una especia o ingerirla como un suplemento en forma de pastilla.

Más galerías de fotos



Escrito por josh baum | Traducido por alejandra prego