¿Las hierbas pueden aliviar la congestión de pecho?

Factores ambientales, enfermedades agudas, enfermedades crónicas y el tabaquismo pueden causar la acumulación de mucosa en el pecho. Algunas hierbas funcionan como expectorantes y tonifican el tejido pulmonar, de modo que ayudan a expeler el exceso de mucosa e incrementan la función pulmonar general. Consulta con tu médico o un proveedor de salud antes de comenzar con un régimen a base de hierbas si sufres de una afección crónica o consumes medicamentos farmacéuticos.

Raíz de oshá antiviral

La raíz de oshá, que muchas tribus nativas americanas en la Montañas Rocosas, lugar donde crece, usaban ampliamente en la medicina, es la hierba occidental preferida para tratar la congestión de pecho. Con una energía que proporciona calidez en el cuerpo y potentes propiedades expectorantes, la raíz de oshá también es útil para tratar la congestión que se produce por una enfermedad respiratoria aguda, y respalda la oxigenación, según informa la maestra herborista y doctora naturópata Sharol Tilgner en su libro “Herbal Medicine from the Heart of the Earth”. Tilgner también sugiere que esta hierba contiene potentes propiedades antivirales y que estimulan el sistema inmune, de modo que es útil para el tratamiento de la congestión que se produce por el virus de la influenza o por infecciones bacterianas secundarias, como neumonía.

Raíz de helinio como tónico pulmonar

La raíz de helinio es otro remedio tradicional nativo americano para tratar la congestión de pecho. Como expectorante potente, tiene propiedades antimicrobianas para tratar enfermedades agudas. Los herboristas occidentales también consideran que el helenio es un tónico pulmonar, de modo que es útil para tratar la congestión crónica de afecciones como asma, tuberculosis y bronquitis, según Tilgner. El herborista ayurvédico y médico naturista Michael Tierra recomienda la raíz de helerio para tratar afecciones pulmonares frías con congestión y agrega que es útil para el tratamiento de la congestión crónica en ancianos; además es seguro usar esta hierba en niños, en pequeñas dosis de entre 3 y 5 gramos por día.

Especias picantes para expectorar la mucosidad

El jengibre (ginger) y otras hierbas culinarias picantes como canela (cinnamon) y clavos de olor (cloves) son expectorantes útiles para despejar la congestión de pecho. Tierra recomienda una fórmula con estas tres hierbas junto con pimienta de cayena para estimular la circulación, y junto con malvaviscos y regaliz (licorice) para humedecer las membranas mucosas durante las primeras etapas de los resfríos, la gripe y la congestión. El jengibre es un expectorante muy útil para los resfríos y la gripe aguda, porque también es diaforético, un tipo de hierba que ayuda a abrir los poros y a aliviar la fiebre de forma natural, informa Tilgner. Las cualidades antiespasmódicas de esta hierba también ayudan a calmar una tos improductiva y al mismo tiempo logran reducir la mucosidad y se pueda expulsar de los pulmones con más facilidad.

Recomendaciones y precauciones

Puedes usar cada una de las hierbas mencionadas en este artículo para preparar infusiones; hierve entre 3 y 9 gramos de hierbas en un cuarto de agua durante 30 minutos. Puedes beber este té durante el día para tratar enfermedades agudas o 1 taza a diario para tratar malestares congestivos crónicos. Recalienta el té antes de beberlo, sobre todo si deseas tratar afecciones febriles. Puedes combinar estas hierbas o usarlas de forma individual para poder expulsar la mucosidad de los pulmones. Trabaja junto con un profesional calificado para armar fórmulas a base de hierbas que sirvan para tu constitución física y condición particular. Evita todas estas hierbas durante el embarazo, excepto si las usas como especias para sazonar alimentos o bajo la supervisión del médico.

Más galerías de fotos



Escrito por amy myszko | Traducido por vanesa sedeño