¿Qué hierbas y alimentos son probióticos?

El intestino está lleno de billones de bacterias o microflora. Estas bacterias son tanto benéficas como perjudiciales. Un equilibrio bacteriano que no es sano puede ocasionar trastornos gastrointestinales como síndrome de intestino irritable e infecciones. Varios alimentos y hierbas pueden actuar como probióticos, que sustituyen a las bacterias intestinales amigables para ayudar a la salud digestiva. Consulta a tu médico antes de tomar cualquier remedio herbario.

Alimentos lácteos

Un científico ruso de principios del siglo XX notó que los campesinos búlgaros, cuya dieta era rica en productos lácteos fermentados, como el yogur, vivieron más allá de su expectativa de vida — pasando los 100 años. Mientras la historia campesina ha sido cuestionada, el yogur sigue siendo un producto promocionado por sus beneficios probióticos. Microorganismos, como lactobacillus plantarum, se agregan a los productos lácteos durante el proceso de fermentación. La mayoría de los productos lácteos fermentados en los Estados Unidos contienen dos cepas de bacterias benéficas, lactobacillus bulgaricus y streptococcus thermophilus, según la Universidad de California en Berkeley. Puedes encontrar los probióticos en la leche enriquecida con acidophilus e incluso en la leche materna.

Plátanos

Los plátanos al parecer tienen efectos prebióticos. Los prebióticos son fuentes que proporcionan alimento a los probióticos — aumentando la salud de las bacterias intestinales amigables. Los plátanos son una fuente rica de prebióticos "fructooligo saccaride," según WhFoods.com. Comer un plátano puede ayudar a mantener tu microflora equilibrada.

Miel

La miel Nueva Zelanda contiene azúcares complejos naturales que pueden actuar como prebióticos en tu cuerpo. NutraIngredients.com cita una investigación de 2005 por la Universidad de Reading en el Reino Unido y el Instituto de Fermentaciones de Madrid, que observa los efectos de la miel sobre las bacterias fecales. Los resultados encontraron que la miel incrementa los niveles de los probióticos, las bifidobacterias y los lactobacilos. Come miel para beneficiar a la microflora de tu cuerpo.

Horapito

El horapito, o árbol de pimienta, es una hierba de Nueva Zelanda que supuestamente actúa como un probiótico sobre las infecciones fúngicas. El ingrediente principal de esta hierba, "polygodial", puede combatir las infecciones por levaduras. NaturopathicDigest.com cita a un examen de 1982 realizado por la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda. Una forma de levadura, la candida albicans fue producida para determinar los efectos del polygodial en su crecimiento. El polygodial tuvo éxito en la inhibición de la proliferación de la levadura. Aunque parece ser beneficioso, su efecto para tratar las infecciones fúngicas no se ha demostrado científicamente.

Menta

Los probióticos se proponen como una forma de aliviar el malestar gastrointestinal de las personas con síndrome de intestino irritable, (IBS por sus siglas en inglés). La menta parece tener un efecto probiótico sobre los síntomas del IBS, tales como la reducción de náuseas, gases intestinales, hinchazón y cólicos. Sin embargo, se necesitan más pruebas científicas para probar la efectividad de la menta en el tratamiento de síntomas de trastornos digestivos.

Hoja de oliva

La hoja de oliva fue la primera en ser usada por los antiguos egipcios por sus beneficios medicinales. Esta hierba se hizo popular cuando los profesionales de la salud empezaron a usarla en 1995. La hoja de oliva puede tener efectos probióticos sobre trastornos gastrointestinales al estimular el sistema inmunológico, así como reducir la diarrea y las infecciones por levaduras. Se cree que la hoja de oliva es benéfica, pero no se ha probado científicamente para el tratamiento de trastornos intestinales.

Más galerías de fotos



Escrito por jan millehan | Traducido por mariana groning