Hidroclorotiazida y glucemia

La hidroclorotiazida es un diurético que sirve para tratar la retención de líquido al reducir la cantidad de sal absorbida por el cuerpo. Esto es especialmente importante en pacientes con hipertensión, trastornos renales y diabetes. La diabetes es una enfermedad metabólica caracterizada por los altos niveles de glucosa en la sangre. La diabetes aumenta el riesgo de padecer enfermedad cardíaca, ceguera y ataque cerebral. Combinar ciertos medicamentos con la diabetes puede producir reacciones adversas, por lo tanto debes saber cómo afecta tu glucemia la hidroclorotiazida.

Acerca de la diabetes

La insulina es una hormona producida por el páncreas que convierte los alimentos en energía. Cuando tus células se vuelven resistentes a la insulina o tu páncreas deja de fabricarla, puedes desarrollar diabetes. Hay dos clases de diabetes, pero la diabetes tipo 2 es la forma más común de esta enfermedad. En 2011, había más de 25 millones de estadounidenses diabéticos, según la American Diabetes Association. Los síntomas de diabetes incluyen un aumento de la sed, cambios en la visión, hambre y aumento de la micción. La diabetes aumenta tu riesgo de de ataque cardíaco, enfermedad cardíaca, ceguera y enfermedad renal. Los médicos tratan la diabetes con cambios en la dieta, medicamentos orales e inyecciones de insulina.

Diuréticos e hidroclorotiazida

Los diuréticos son una familia de drogas usadas para tratar la retención de líquidos asociada con la enfermedad renal, la diabetes y otros trastornos. Los diuréticos a veces son llamados deshidratantes, ya que aumentan la orina para eliminar el exceso de líquidos en la sangre. Esto no sólo reduce la hinchazón, sino que también reduce la presión sanguínea. La hidroclorotiazida es un diurético tiazida que funciona reduciendo la cantidad de sodio que tu cuerpo absorbe. Se receta a menudo para la hipertensión, la insuficiencia cardíaca congestiva y la enfermedad renal. Algunos pacientes han informado diarrea, dolor estomacal leve, estreñimiento y visión borrosa al tomar este medicamento. Busca atención médica para las reacciones alérgicas graves, con síntomas como dificultad respiratoria, urticaria e hinchazón del rostro, labios o garganta.

Investigación

Un estudio publicado en la edición de octubre 2009 de “Cell Biochemistry and Function” señalaba el aumento de los niveles de glucosa al combinar la terapia con una dieta rica en grasas. La combinación producía un aumento de los lípidos sanguíneos y de glucemia. Además, Daily Med recomienda a los médicos que controlen de cerca a los pacientes diabéticos que toman hidroclorotiazida debido al riesgo de aumentar los niveles de glucemia. Esto podría deberse a una liberación de insulina. Es posible que los médicos tengan que cambiar la dosis de las inyecciones y medicamentos orales en estos pacientes. Aunque es raro, la diabetes a veces aparece durante la terapia con este diurético.

Precauciones

La hidroclorotiazida puede producir bajadas rápidas de la presión arterial, lo que da mareos, falta de aliento y pérdida del equilibrio. La hidroclorotiazida causa reacciones de sensibilidad en los pacientes con asma y problemas respiratorios, por lo tanto infórmale a tu médico de estos trastornos. Las personas alérgicas a las sulfas podrían experimentar la misma reacción con la hidroclorotiazida. Los médicos a menudo indican análisis de sangre para verificar la función renal mientras se está tomando este diurético, que puede causar reacciones adversas como debilidad, hipotensión, calambres musculares y coloración amarillenta de los ojos y la piel. Toma hidroclorotiazida sólo cuando te lo receta el médico.

Más galerías de fotos



Escrito por roseanne omalacy | Traducido por paula santa cruz