El té de hibisco y el embarazo

Las flores de color rosa brillante de la planta de hibisco obtienen su color por el alto contenido de antioxidantes. Estos antioxidantes pueden ofrecer algunos beneficios para las mujeres embarazadas, pero la planta también puede influir en la actividad hormonal, por lo tanto, no consumas té de hibisco durante tu primer trimestre. No hay evidencia clínica concluyente para apoyar el uso medicinal del hibisco y no debe sustituir el tratamiento médico convencional. Habla sobre los riesgos con tu médico antes de beber té de hibisco.

Hibisco

De acuerdo con "The Handbook of Energy Crops (El manual de cultivos energéticos)", el hibisco es una planta que crece en las regiones tropicales y subtropicales. Produce frutos y hojas comestibles, y fibras que son útiles para producir su flor llamativa. La flor seca del hibisco es el ingrediente principal en el té de esta hierba. Tanto las semillas y las flores del hibisco pueden tener propiedades medicinales.

Uso tradicional

Los usos tradicionales del té de hibisco varían desde el tratamiento para el cáncer a trastornos digestivos. De acuerdo con el "Manual de cultivos energéticos", una infusión de flores de hibisco puede ayudar a luchar contra los organismos infecciosos, limpiar la sangre y la linfa y calmar y tonificar el tracto digestivo. Las condiciones que puede ayudar a resolver incluyen la tos, los problemas cardíacos, la presión arterial alta y el escorbuto. A pesar del uso medicinal tradicional, no hay pruebas clínicas concluyentes que apoyen el uso del hibisco para estas condiciones.

Influencia en el estrógeno

Según un estudio de la Universidad Guru Jambheshwar de Ciencia y Tecnología de la India, el uso del té de hibisco como un anticonceptivo natural se remonta a tiempos antiguos. El estudio demostró que el extracto de raíz de hibisco puede influir en los niveles de estrógeno y evitar la implantación y el embarazo. Evita beber té de hibisco en el primer trimestre de embarazo debido a las posibles interferencias de la hierba en la actividad hormonal, dice AromaMedical.com.

Antioxidantes

Después del primer trimestre, cuando se establece el embarazo, el té de hibisco es seguro para las mujeres embarazadas y puede ofrecer algunos beneficios potenciales. Según el Centro Bastyr de Salud Natural, este té es rico en antioxidantes, especialmente flavonoides. Estos compuestos especiales ayudan a proteger las células del cuerpo del daño causado por los radicales libres, es decir elementos tóxicos que pueden contribuir a la degeneración y la enfermedad en el cuerpo. El consumo de altos niveles de antioxidantes, como los que se encuentran en el té de hibisco, pueden ayudar a fortalecer tus otros sistemas del cuerpo, la inmunidad y mantener a tu bebé sano y fuerte. No hay evidencia clínica concluyente sobre los beneficios de los antioxidantes en el té de hibisco.

Presión arterial

El uso tradicional del hibisco para reducir la presión arterial puede tener alguna validez. Un estudio de 2004 publicado en Phytomedicine encontró que una taza diaria de té de hibisco tiene un efecto similar a los medicamentos captopril para la presión arterial y puede reducirla mediante la dilatación de los vasos sanguíneos, dice el Centro Bastyr de Salud Natural. La presión arterial a menudo se incrementa durante el embarazo, y el té de hibisco puede ayudar a bajarla con efectos secundarios mínimos. Pero no hay evidencia clínica concluyente para apoyar su uso medicinal. Consulta a tu médico o partera antes de beber té de hibisco.

Más galerías de fotos



Escrito por brigid rauch | Traducido por sofia loffreda