¿Qué hace el HGH?

La hormona de crecimiento humano o HGH, es una sustancia producida por el cuerpo para estimular el crecimiento del tejido. En la infancia y la adolescencia, la HGH es responsable de un crecimiento rápido, y en la edad adulta, ayuda a mantener tu salud. La cantidad de HGH que tu cuerpo produce disminuye con la edad, la sustitución puede revertir algunos de los efectos del envejecimiento. En las personas con anomalías en el crecimiento, las inyecciones de HGH sintética aceleran el desarrollo, pero los beneficios para los individuos normales y saludables sigue siendo poco claro.

Natural HGH

La glándula pituitaria produce HGH natural en los niños y adolescentes, estimulando los huesos, cartílagos y músculos a crecer rápidamente ya que sus cuerpos se desarrollan. A medida que un adolescente madura, la glándula continúa produciendo la hormona pero a un nivel inferior. La cantidad más pequeña de HGH en el torrente sanguíneo de los adultos continúa para promover el crecimiento necesario para mantener el tejido y los órganos.

HGH sintética

Algunas personas tienen niveles de HGH que están por debajo de lo normal para su edad. Esta condición puede darse debido a una lesión o enfermedad, tal como un tumor de la glándula pituitaria. Para restablecer el crecimiento normal del cuerpo y el mantenimiento, estas personas pueden recibir inyecciones de HGH sintética. El elevado nivel de la hormona aumenta la cantidad de hueso y músculo que se acumula y disminuye la grasa corporal. Las personas con músculos deteriorados, debido a VIH o SIDA, a veces reciben inyecciones de HGH para ayudar a restaurar la masa muscular.

Efecto en adultos sanos

En 1990, un artículo en "The New England Journal of Medicine", informó que las personas sanas pueden beneficiarse de recibir HGH sintética. Los investigadores encontraron que, en adultos sanos, las inyecciones de HGH aumentaron la masa muscular y redujeron la cantidad de grasa corporal. Los estudios no fueron concluyentes en cuanto a si éstos cambios se traducen directamente en fuerza y ​​agilidad o cualquier otro beneficio tangible añadido.

Efectos secundarios

Aumentar excesivamente el nivel de HGH en un cuerpo sano parece aumentar la masa muscular de la manera que lo hacen los esteroides anabólicos. En adultos sanos, los efectos secundarios de la HGH, a diferencia de los de los esteroides, son mucho menos severos. Todavía pueden haber efectos adversos, sin embargo, los pacientes han informado de una serie de efectos secundarios, de la inflamación y el dolor en las articulaciones y los músculos a los problemas serios con varios órganos, incluyendo el corazón y el hígado. Los niveles superiores a lo normal de HGH hacen que algunos tejidos y órganos crezcan más allá de su tamaño adecuado, produciendo deformidades físicas en la cara y las manos. De acuerdo con la Coalición de Prevención del Cáncer, usar HGH puede aumentar el riesgo de cáncer, ya que estimula las células para crecer a un ritmo más rápido.

Más galerías de fotos



Escrito por don patton | Traducido por daniel cardona