Cómo hervir aloe vera

El aloe vera es una planta tropical conocida por sus propiedades curativas y antiinflamatorias. De manera similar a un cactus, las hojas de la planta son gruesas con un interior carnoso. Se utiliza la pulpa como un remedio tópico, pero también se puede beber jugo de aloe vera para tratar el estreñimiento, de acuerdo con Linda B. White, MD, autora de "The Herbal Drug Store". Haces el jugo de aloe vera hirviendo las hojas para disolver la pulpa. Hervir el aloe vera no es difícil, pero debes evitar el uso de demasiada agua, lo que puede diluir el jugo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Aloe vera fresca
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Olla grande a mediana con tapa
  • Agua destilada
  • Cuchara de madera

Instrucciones

  1. Corta las hojas de aloe vera en trozos grandes en una tabla de cortar limpia con el cuchillo. Cortar las hojas hacia abajo ayuda a disolver la pasta fácil.

  2. Coloca los trozos en la olla. El tamaño de la mezcla depende de la cantidad de aloe que se utiliza. El aloe debe llenar la olla no más de la mitad.

  3. Agrega suficiente agua destilada a la olla para cubrir las hojas de aloe. Evita el uso de agua del grifo, que podría ser difícil o que contiene productos químicos como el cloro y el flúor.

  4. Cubre la olla con la tapa y ponla en alto a hervir. Deja hervir el aloe durante un minuto y luego reduce el fuego a la mitad.

  5. Mantén el aloe a medio y revuelve con frecuencia para romper las hojas. Retira la olla cuando las hojas sean pulpa y el líquido empice a hervir.

Consejos y advertencias

  • Para almacenar el jugo, deja enfriar el líquido a temperatura ambiente, viértelo a través de un colador de malla en un recipiente grande con un pico vertedor, y luego vierte el líquido colado a través de un embudo en una botella de plástico. Desecha la materia sólida.
  • Consulta a tu médico antes de tomar jugo de aloe vera como un laxante, especialmente si eres diabético.
  • El jugo de aloe vera puede causar calambres abdominales.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por lucia ayala