Herramientas de desarrollo de niños pequeños

Para los padres de un niño pequeños, los años que van desde la infancia hasta la edad preescolar pueden ser los más emocionantes, satisfactorios e incluso frustrantes años del desarrollo de un niño. Los niños de entre 1 y 3 años de edad hacen avances significativos física, social, emocional e intelectualmente. Tú necesitas apoyarte en las herramientas apropiadas y tu buen sentido para ofrecer el crecimiento necesario para un niño independiente, completo y para alentarlo a socializar con otros a medida que se vuelve más independiente.

Desarrollar las habilidades motoras gruesas


Las puertas de seguridad confinan al niño a áreas seguras a medida que aprende a caminar.

Las herramientas para la seguridad de un niño son una necesidad cuando él comienza a desarrollar las habilidades motoras gruesas. Después de eso, caminar es inevitable alrededor de los 15 meses de edad. Poco después, saltar y subir escaleras son actividades que fascinarán al niño pequeño a medida que explora y aprende. Las puertas de seguridad son un agregado sensible a la casa cuando el niño comienza el frenesí de la exploración. Los protectores para las esquinas en los muebles y los cierres para armarios y asientos de inodoro ofrecen paz mental a medida que tu hijo descubre las trabas y grietas. La observación cercana de tu parte es de vital importancia.

Refinar las habilidades motoras finas


Los bloques y juguetes de encastre ayudan a los niños pequeños a manipular objetos pequeños.

A alrededor de los 15 meses de edad, tu hijo comienza a mostrar interés en utilizar sus manos para manipular pequeños objetos. Aliéntalo a hacer torres con bloques o juguetes de encastre. Ofrécele crayones, lápices y papel a medida que descubre el arte de hacer garabatos. Dale una lección de los lugares correctos para dibujar y hacer garabatos para proteger las paredes de las marcas primitivas. Utiliza una cuchara como parte del desarrollo de las habilidades motoras finas. Mientras come, puede tomar la cuchara de tu mano querer probar él mismo. A medida que tu hijo trata de comer solo, generalmente pierde su camina en su babero, coloca una bandeja o un animal con suerte debajo de su silla. Para disminuir la pérdida de nutrientes, ten a mano otra cuchara para que puedas alternar una cuchara de tu bebé y una cuchara tuya.

Crea consciencia social/emocional


El desarrollo emocional construye la compasión.

La consciencia social y emocional viene de interactuar con otros. Considera formar un grupo de juego. Observa a tu hijo cuando se relaciona con otros. La introducción a pequeños grupos lo ayuda a experimentar emociones y a aprender cómo aceptar actividades que requieren compartir o cómo lidiar con los sentimientos de frustración. Observa qué tipo de niño social es: agresivo, tímido, relajado. Dale el apoyo que encaje en el temperamento de tu hijo. Si es tímido, aliéntalo a que se una al grupo e interactúe. Si es agresivo, explícale que tiene que compartir y jugar bien con los demás. Lo mejor que puedes hacer para ayudar a que tu hijo aprenda una buena conducta social es ser un buen modelo. Los niños copian a sus padres. Deberás felicitarte si va a consolar a un amigo que llora como una madre, pero no olvides también alabarlo.

Promover el crecimiento del lenguaje


Un libro de dibujos es una herramienta valiosa para desarrollar habilidades del lenguaje.

Para promover las habilidades del lenguaje, varias herramientas puede fomentar la comunicación. Habla con tu hijo para fomentar el uso correcto de las palabras. Apláudelo cuando repite una palabra. Coloca un juguete favorito fuera de su alcance para forzarlo a que comunique sus necesidades. Apuntar y gruñir no son acciones aceptables. Enséñale a pedir el juguete, por ejemplo, "Elefante, por favor". Etiqueta el estante de juguetes con un dibujo y el nombre del juguete y tu hijo pequeño comenzará a asociar el objeto con lo escrito y la palabra hablada. Haz un libro de dibujos cortando dibujos de revistas y hablando sobre cada una. Comenta las respuestas de tu hijo y también aliéntalo a hablar. Una herramienta efectiva para ayudar a tu hijo con el lenguaje es un buen libro de dibujos con palabras rítmicas.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi hoffman | Traducido por aldana avale