Hernia umbilical y sentadillas

Escrito por Dr. Robert Petros | Traducido por Sofía Bottinelli
Si se hace incorrectamente, las sentadillas pueden causar hernias umbilicales.

Una hernia de ombligo se conoce médicamente como una hernia umbilical. Esta condición es más común en niños pero se presenta en adultos también. Es generalmente inofensiva y tiende a desaparecer por sí sola.

Causas

Las hernias umbilicales que se producen en la adultez suelen ser causadas ​​por obesidad, exceso de tos, debilidad de los músculos abdominales y levantamiento de objetos pesados​​. Los embarazos múltiples se consideran un factor de riesgo. Si cualquiera de estos factores están presentes, una hernia puede ocurrir como resultado del aumento de la presión abdominal.

Síntomas y tratamiento

El principal síntoma de una hernia umbilical es una protuberancia cerca de tu ombligo, que mida entre 0,5 y 2 pulgadas. Esta protuberancia puede causar dolor o incomodidad. El método de tratamiento primario para las hernias umbilicales en los adultos es la cirugía. La cirugía se realiza para evitar que la hernia se agrave y posibles complicaciones.

Sentadillas

La sentadilla es un ejercicio complejo, lo que significa que utiliza una variedad de músculos. Una sentadilla utiliza los músculos de la pantorrilla, isquiotibiales, glúteos, cuádriceps y flexores de la cadera. Los músculos de la pared abdominal son utilizados como una fuerza estabilizadora. La sentadilla se utiliza para aumentar el tamaño y la fuerza de la parte inferior del cuerpo.

Sentadillas y hernia

Las sentadillas se pueden realizar con o sin peso. Este ejercicio aumenta la presión abdominal y tiene el potencial de causar una hernia o agravar una hernia existente. Es un ejercicio que debes evitar si tienes antecedentes de hernias, debilidad de los músculos abdominales o si te estás recuperando de una corrección de hernia. Siempre que realices sentadillas debes hacerlo en la forma apropiada.