Hematuria macroscópica después del ejercicio

Ver sangre en la orina, médicamente contemplada como hematuria, después de una sesión de ejercicio puede ser aterrador, pero no siempre es motivo de preocupación, según lo que señala la Clínica Mayo. La causa de la hematuria inducida por el ejercicio es confusa, pero no es poco común y generalmente no dura más de unos pocos días. Si tienes sangre en la orina durante más de dos días, o si la experimentas constantemente después de hacer ejercicio, consulta a tu médico.

Hematuria

La hematuria ocurre porque las partes de la zona urinaria o los riñones dejan que las células sanguíneas se cuelen en la orina y puede clasificarse en dos categorías. La hematuria microscópica no es visible para el ojo abierto y sólo puede ser vista bajo un microscopio. La hematuria macroscópica es sangre que puedes ver con el ojo abierto. En la hematuria macroscópica, la orina será de un color rosado, rojo o color cola, según lo que señala la Clínica Mayo. La hematuria en general no es dolorosa, pero puede serlo si la sangre se coagula. La mayoría de las veces, no tienes otros síntomas además de la hematuria.

Hematuria relacionada con el ejercicio

Experimentar presencia de sangre en la orina después del ejercicio se conoce como hematuria relacionada con el ejercicio. Sus causas exactas no son claras, pero las posibilidades incluyen la falta de suficientes líquidos, trauma en la vejiga o la ruptura de glóbulos rojos que ocurren si participas en el ejercicio aeróbico sostenido. Según la Clínica Mayo, los corredores son los más afectados, pero cualquiera que participe en ejercicio intenso también puede experimentarlo. La sangre en la orina solamente como resultado del ejercicio debe desaparecer dentro de las 48 a 72 horas.

Opinión experta

Un estudio publicado en "European Journal of Applied Physiology and Occupational Physiology" en Abril de 1998 comparó la incidencia de la hematuria en personas sanas que habían corrido en una máquina por 60 minutos, realizado ciclismo por 60 minutos o corrido velozmente por 400 metros tres veces. El grupo que corrió reportó la mayor incidencia de hematuria, llevando a los investigadores a concluir que la intensidad de peso durante el ejercicio era más una influencia que la duración de un ejercicio sin peso.

Consideraciones

Consumir ciertos alimentos, tales como la remolacha, fresas y el ruibarbo o tomar medicamentos como la aspirina o medicamentos con diluyentes de la sangre, puede causar que la orina se vuelva de color rojo. Otras causas pueden incluir infección del riñón o la vejiga. Mientras que en la mayoría de los casos la hematuria es benigna, puede ser el signo de un problema subyacente potencialmente grave, tal como una enfermedad del riñón o cáncer. University of Maryland Medical Center recomienda la consulta con el médico cada vez que tengas sangre en la orina.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por valeria garcia