Hematoma en el centro de la espalda causado por un tirón

Un hematoma y un esfuerzo son dos diagnósticos médicos distintos, que pueden estar relacionados con la misma lesión si se presentan en forma conjunta. Un tirón es una lesión, probablemente un desgarro del músculo, mientras que un hematoma, también llamado contusión, es usualmente el resultado de un impacto ejercido sobre el músculo, causando un sangrado interno. Si el desgarro es lo suficientemente grave, una contusión puede estar presente como parte de los síntomas.

Diangóstico

Existen tres grados de desgarro muscular. Un desgarro con hematoma implica un desgarro significativo, que lleva a la formación de un charco de sangre en la región, lo que implica que se trata de un desgarro de al menos grado dos o tres. Tu médico evaluará la lesión, asegurándose que no hay nada más serio de qué preocuparse, como una lesión en la columna o un hueso roto. Un MRI mostrará la extensión del desgarro y determinará si se requiere o no de reparación quirúrgica. Lidiar con dos lesiones no-quirúrgicas, el desgarro y la contusión, requiere seguir el mismo protocolo, ya sea en la espalda o en cualquier otra parte del cuerpo.

Tratamiento RICE

Los primeros días luego de la lesión se usan para reducir la inflamación e hinchazón. El acrónimo "RICE" es muy conocido en la comunidad médica y de terapeutas de rehabilitación. El mismo significa "Rest" (reposo), "Ice" (hielo), "Compression" (Compresión) y "Elevation" (elevación). Esto aplica a las primeras 24 a 48 horas, cuando debes evitar hacer cualquier actividad deportiva o intensa y descansar lo más posible. Aplica hielo por 20 minutos a la vez 3 veces al día. De ser posible, envuelve el área afectada para crear una compresión. Esto puede no ser práctico con una lesión en la espalda, pero existen bandas elásticas que pueden ayudarte a hacerlo. Elevar la espalda puede ser problemático, ya que no puedes subirla por encima del nivel del corazón sin invertirte, lo cual no está recomendado. Si no puedes comprimir o elevar el área, usa medicación anti-inflamatoria de venta libre para reducir la inflamación y el dolor.

Más opciones de tratamiento

Una contusión puede tardar varias semanas en desaparecer por completo, dependiendo de la persona. Sin embargo, existen signos que implican que la contusión está sanando, días después de que produjo la lesión. Si la contusión no reduce su coloración, vuelve a ver al médico, quien puede tener que drenar quirúrgicamente la contusión para reducir la coagulación y restaurar la circulación en el área. Las opciones no-quirúrgicas incluyen el uso de electroterapia o terapia de ultrasonido para deshacer la contusión e incrementar la circulación. La cirugía para el desgarro en sí sólo aplica para desgarros de grado tres. Si no vas al médico de inmediato luego de ocurrida la lesión, y si no hay mejora luego de varios días, puede que tengas un desgarro de grado 3. Una lesión de grado 2 no requiere cirugía, pero estará acompañada de un importante dolor en el área.

Regreso a la actividad

Retorna a la actividad en la medida en que el dolor se reduzca. Intenta evitar los deportes de contacto o los deportes que puedan imponer un esfuerzo considerable para evitar volver a lesionar la lesión de la misma manera o peor. Una lesión en el centro de la espalda puede hacer que la respiración sea difícil si la movilidad del área torácica se ve restringida. Debes volver a realizar actividad física de manera lenta para reducir el dolor y generar resistencia. Un desgarro de grado 2 puede tardar hasta tres meses en sanar por completo. Puedes realizar deportes, pero asegúrate de calentar y enfriar adecuadamente, incluyendo la aplicación de hielo en el desgarro luego de 20 minutos de haber ejercitado.

Más galerías de fotos



Escrito por kay miranda | Traducido por mike tazenda