Hechos nutritivos sobre el zumo de pimiento verde

Nativos de América del Sur y Central, los pimientos morrones se introdujeron por primera vez a la cultura europea por Cristóbal Colón. Hoy, los pimientos verdes están en casi cualquier tienda de comestibles y son básicos en muchas dietas saludables. Hacer zumo con tus pimientos verdes proporciona una alternativa a comer pimientos enteros y ofrece una forma fácil de aumentar tu ingesta diaria de verdura. Es bajo en calorías pero alto en valor nutricional, de modo que supone una adición bienvenida para dietas con conciencia saludable.

Información de nutrición básica

El zumo de pimiento verde es relativamente bajo en calorías, con sólo 40 por ración de una taza. Esto supone el 2% de tu margen de calorías diarias, en base a una dieta de 2.000 calorías. Cada ración del zumo proporciona 7,4 gramos de carbohidratos, incluyendo 6 gramos de azúcar natural, una fuente de energía.

Manganeso y cobre

Beber zumo de pimiento verde aumenta tu ingesta de minerales esenciales, incluyendo manganeso y cobre. Cada porción de una taza contiene 307 microgramos de manganeso (el 13% y el 17% de las necesidades diarias para hombres y mujeres, respectivamente), así como 166 microgramos de cobre, que es el 18% de la ingesta diaria recomendada. Conseguir suficiente manganeso da soporte a la salud de tu cerebro, porque elimina el glutamato (una toxina) de tu tejido cerebral. El cobre juega un papel en la comunicación celular del cerebro y también te ayuda a fabricar melanina, una proteína que se encuentra en tus ojos y tu piel.

Vitaminas A y B-6

El zumo de pimiento verde viene lleno de vitaminas, incluyendo una cantidad significativa de vitaminas A y B-6. La vitamina B-6 te ayuda a crear glóbulos rojos (las células que transportan el oxígeno), y también da soporte a una comunicación nerviosa saludable. La vitamina A mantiene la piel sana y da soporte al crecimiento de nuevos glóbulos rojos y blancos. Una porción de zumo de pimiento verde aumenta 932 unidades internacionales de vitamina A (el 31% y el 40% de las ingestas diarias recomendadas de vitamina A para hombres y mujeres, respectivamente), así como 0,56 miligramos de vitamina B-6, o el 54% del requerimiento diario.

Vitaminas C y K

Bebe zumo de pimiento verde y también conseguirás más vitamina C, así como vitamina K. Ambos nutrientes alimentan a tu sistema circulatorio; la vitamina C te ayuda a sintetizar el colágeno, un componente de los vasos sanguíneos saludables, mientras que la vitamina K ayuda a que las células sanguíneas, llamadas plaquetas, funcionen de manera adecuada. La vitamina K también juega un papel en la comunicación entre células, y la función antioxidante de la vitamina C combate el daño del tejido. Una porción de zumo de pimiento verde contiene 202,6 miligramos de vitamina C (más de dos veces la vitamina C que necesitan los hombres a diario, y casi tres veces los requerimientos diarios para mujeres). Beber un vaso de zumo de pimiento verde también aumenta tu ingesta de vitamina K en 18,6 microgramos (el 15% y el 21% de las ingestas diarias recomendadas de vitamina K para hombres y mujeres, respectivamente).

Beber zumo de pimiento verde

El zumo de pimiento verde morrón tiene un sabor atrevido que lo hace ideal para mezclas de zumo y batidos. Va bien con sabrosos zumos de zanahoria y remolacha, o servido sólo con un toque de zumo de limón. Haz una mezcla más dulce añadiendo 1/4 de taza de zumo de pimiento verde a zumos de manzana o de naranja, o úsalo para hacer batidos "verdes", mezclándolo con fruta congelada, yogurt y semillas de lino. Si quieres un zumo con un sabor más fuerte, mezcla el zumo de pimiento verde con limón y cilantro, perejil o albahaca, para obtener una mezcla llena de nutrientes herbales.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por natalia navarro