Hechos nutricionales del aceite de oliva virgen extra

El sabroso aceite de oliva se produce principalmente en los países mediterráneos (como Italia, España y Grecia) y se consume por gente de todo el mundo. El sabor del aceite de oliva depende de muchos factores, incluyendo el clima, el suelo y cómo se recogen las aceitunas y después se prensan para producir el aceite.

Compuestos beneficiosos

El aceite de oliva virgen extra deriva del fruto del olivo (también conocido como drupa) usando la técnica de prensado en frío. El proceso de hacer aceite de oliva virgen extra no cambia la naturaleza química de la aceituna o el aceite producido. Esto es beneficioso, porque los compuestos desarrollados por el fruto de la presión ambiental se incorporan al aceite. Algunos de estos compuestos fenólicos han demostrado tener efectos antioxidantes en humanos, específicamente reduciendo el riesgo de aterosclerosis y cáncer, así como proporcionando beneficios antiinflamatorios y antimicrobianos.

Desglose nutricional

El aceite de oliva virgen extra es denso en calorías y entra en el grupo de comidas grasas. Una cucharada de aceite de oliva virgen extra contiene 119 calorías y 13,5 gramos de grasa, que es el 21% del valor diario recomendado en base a una dieta de 2.000 calorías. El aceite de oliva virgen extra no contiene proteínas o carbohidratos. Alrededor del 75% de la grasa del aceite es monosaturada, un tipo de ácido oleico que ha demostrado disminuir el total de colesterol en sangre.

Beneficios para la salud

El aceite de oliva virgen extra tiene muchos beneficios para la salud. El oleocantal (uno de los compuestos que se encuentran en el aceite de oliva virgen extra) ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias. Por ejemplo, un estudio publicado en "Nature" en 2005 encontró que cuando los participantes consumían 4 cucharadas de aceite de oliva al día en 12 semanas, el aceite imitaba a una medicina antiinflamatoria en lo relativo a reducir el dolor. El aceite de oliva virgen extra también juega un papel en la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca, así como en combatir la diabetes y promover un desarrollo fetal saludable.

Otras consideraciones

Algunos investigadores se muestran en desacuerdo con el uso del aceite de oliva virgen extra en la cocina. Un estudio publicado en "Food Research International" en 2013 encontró que debido a que el aceite de oliva tiene un punto de humeo relativamente bajo cuando se cocina, algunas de sus propiedades nutritivas empiezan a degradarse a altas temperaturas. Por ejemplo, cuando el aceite de oliva se calienta a una temperatura por encima de los 375 grados Fahrenheit (190,5º Celsius), sus fenoles, que funcionan como antioxidantes y tienen efectos beneficiosos para el corazón, se descomponen. Debido a que el aceite de oliva virgen extra puedes costar de dos a diez veces el precio del aceite de colza, los autores del estudio recomiendan reservarlo como condimento final en comida cocinada.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica jones | Traducido por natalia navarro