¿De qué están hechos los carbohidratos, las grasas y las proteínas?

Los nutrientes, por definición, son los componentes de los alimentos que sustentan las funciones normales de su cuerpo. No sólo proporcionan energía para las reacciones metabólicas vitales, sino también suministran los materiales de construcción para la estructura normal, el crecimiento y la reparación. Su cuerpo necesita cantidades relativamente grandes de carbohidratos, grasas y proteínas para un funcionamiento óptimo, de ahí su clasificación como macronutrientes. Pueden contener moléculas constituyentes similares, pero varían en su estructura básica y el rendimiento energético.

Componentes de los carbohidratos

Los hidratos de carbono son los compuestos orgánicos más abundantes en la naturaleza. Al igual que las grasas, están hechas principalmente de moléculas de carbono, oxígeno e hidrógeno, con poco o nada de nitrógeno. Estas moléculas componentes se combinan de diferentes maneras para formar varios sacáridos, la unidad básica de todos los carbohidratos.Es posible que encuentre la palabra "sacárido" y "azúcar" se utilizan indistintamente. Los monosacáridos son azúcares de una sola unidad y la forma de hidratos de carbono simples. Ellos pueden ligarse para formar azúcares de dos unidades, también conocidos como disacáridos. Los oligosacáridos contienen de tres a 12 unidades de azúcar, mientras que los polisacáridos pueden ser de cientos de unidades de azúcar de largo.

Ácidos grasos

Las grasas pertenecen a una familia más amplia de compuestos conocidos como lípidos. Sus componentes básicos son los ácidos grasos, una familia de compuestos con diferentes arreglos de moléculas de carbono, hidrógeno y oxígeno. La combinación de tres ácidos grasos con el glicerol, forma los triglicéridos la unidad estructural básica de todas las grasas. El término "grasa" por lo general se refiere a los triglicéridos que son sólidos o semisólidos a temperatura ambiente, mientras que los aceites contienen triglicéridos líquidos a temperatura ambiente. Las grasas se producen principalmente en los alimentos de origen animal, a pesar de los triglicéridos presentes en el pescado son en su mayoría de aceites, de acuerdo con el Departamento de Química de la Universidad Estatal de Michigan.

Grasas saturadas versus grasas insaturadas

Si prestas atención a las etiquetas de nutrición en los productos alimenticios, te habrás dado cuenta de los términos "saturado" y grasas "saturadas". Estos términos se refieren simplemente a la disposición espacial de los ácidos grasos en las grasas. En las grasas saturadas, la mayor parte de los ácidos grasos contienen el mayor número posible de átomos de hidrógeno, sin doble enlace. Esto les da una apariencia apilada. En contraste, las grasas insaturadas tienen la mayoría de los ácidos grasos que contienen con dobles enlaces, dándoles un poco de fluidez. Las grasas monoinsaturadas contienen ácidos grasos con principalmente un doble enlace, mientras que las grasas poliinsaturadas tienen múltiples dobles enlaces.

Grasas trans

Las grasas trans son un tanto especiales porque, aunque no estén en la clasificación química de las grasas no saturadas, se comportan más como las grasas saturadas en su cuerpo. De hecho, al igual que las grasas saturadas, tienden a elevar los niveles de colesterol malo en la sangre y aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, dice el bioquímico Pamela C. Champe. En contraste, las grasas no saturadas tienden a ser más saludables para el corazón. Aunque existen en pequeñas cantidades de forma natural en los animales, las grasas trans provienen principalmente de la elaboración química de alimentos.

Moléculas de proteína

Cada célula viva necesita proteínas. Más allá de la función estructural que desempeñan en tu piel, el cabello, músculos, articulaciones y otros tejidos, las proteínas actúan como hormonas, ayudan con el transporte moléculas y aceleran las reacciones metabólicas para mantenerte con energía. Hay muchos aminoácidos de origen natural, pero 20 de ellos son las unidades básicas de las proteínas humanas. Los aminoácidos varían en su combinación y disposición espacial de carbono, hidrógeno y moléculas de nitrógeno. De acuerdo con la Universidad Estatal de Michigan, las proteínas están hechas de 15 por ciento a 25 por ciento de nitrógeno y aproximadamente la misma proporción de oxígeno.

Más galerías de fotos



Escrito por suzanne fantar | Traducido por sandra magali chávez esqueda