Hechos acerca del kickboxing

El kickboxing es una forma de ejercicio aeróbico que ayuda a fortalecer y acondicionar tu cuerpo. Es un deporte de artes marciales que te ayudará a ponerse en forma y proporciona beneficios para la salud, como la reducción de la grasa corporal, aumento de la flexibilidad y fortalecimiento del corazón. Esta disciplina mejora el equilibrio y la fuerza del cuerpo. Para minimizar el riesgo de lesiones y maximizar los resultados de los ejercicios debes comenzar con un calentamiento y aprender las habilidades básicas y los movimientos de un instructor.

Calentamiento

Un calentamiento corto para iniciar la sesión de kickboxing te ayudará a estirar tu cuerpo y conseguir que tu mente esté lista también. Este calentamiento debe incluir ejercicios fáciles para que puedas concentrarte más en tener tu mente lista para la sesión. Te beneficiará tener un instructor que te ayude a sentirte motivado y preparado mentalmente para este deporte que es intenso y requiere precisión y movimientos para poner el cuerpo a salvo. Emplea de 8 a 10 minutos en tu calentamiento.

Fuerza

El kickboxing te permite ejercitar todos tus músculos y mejorar tu equilibrio. Te ayuda a fortalecer los hombros, los brazos y los abdominales. Las ventajas del tren inferior con este ejercicio es que tonifica los muslos y endurece el trasero. En general el kickboxing fortalece los músculos en todo el cuerpo. La precisión se utiliza con los brazos al golpear y cuando pateas mejoras la flexibilidad de las piernas.

Cardio

El kickboxing hace latir tu corazón y trabaja tus músculos al patear y golpear . Un estudio de la Universidad de Mississippi mide los beneficios para la salud física de esta disciplina y encontró que mejora tu nivel de condición física y la salud del corazón. Los puñetazos y patadas pueden ayudarte a reducir el estrés lo que es un beneficio extra para la salud del corazón.

Quemar calorías

El kickboxing puede ayudarte a quemar calorías a un ritmo de 350 a 450 por hora. Mover tanto la parte superior e inferior del cuerpo durante el entrenamiento te ayuda a quemar más calorías. El alto nivel de actividad permite que el cuerpo emplee la grasa como energía en una gran sesión de ejercicios.

Lesiones

Cuando empieces con el kickboxing conocerás nuevos movimientos que puedes usar y notarás que hay diferentes músculos que podrás emplear en otros ejercicios que hagas. Es posible que puedas sufrir una lesión articular o muscular. Investigadores de la Universidad de East Stroudsburg, Pennsylvania, realizó una encuesta para evaluar las lesiones en clases de kickboxing. Ellos descubrieron que el 15% de los miembros de la clase y el 31% de los profesores resultaron lastimados. Las partes de tu cuerpo que están en mayor riesgo de lesionarse son la rodilla, el tobillo, la espalda, la cadera o el hombro.

Más galerías de fotos



Escrito por vicki zerbee | Traducido por mario francia