HCG y culturismo

La gonadotropina coriónica humana, denominada hCG (por sus siglas en inglés), es una hormona utilizada por los culturistas para mejorar los resultados durante el uso de esteroides anabólicos-androgénicos. La hormona es producida por la placenta de una mujer embarazada y es esencial para un embarazo saludable en humanos. La hormona puede obtenerse de la orina de las mujeres embarazadas o puede crearse en un laboratorio utilizando ADN recombinante.

Uso

Algunos culturistas que utilizan esteroides también utilizan hCG al finalizar el ciclo de dosis de esteroides para incrementar la producción de testosterona. Otro uso de la hCG es tomarla, vía intravenosa, en conjunto con una dieta baja en calorías. El Dr. Simeons, un médico británico que estudió el tratamiento de la obesidad, propuso la teoría de que una dieta baja en calorías (500 calorías por día) junto con hCG hace que la grasa corporal, en lugar de los músculos, se quemen para obtener energía.

Ventajas

Los hombres culturistas utilizan hCG al finalizar el ciclo de esteroides anabólicos-androgénicos a fin de prevenir la ruptura del tejido muscular y recuperar la capacidad normal de los testículos. Esto suele hacer que los testículos reducidos recobren su tamaño normal. Al consumirla junto con una dieta baja el calorías, los culturistas queman la capa adicional de grasa que se encuentra sobre sus músculos, lo que hace que éstos obtengan un aspecto muy definido. Las mujeres también pueden utilizar hCG en conjunto con una dieta baja en calorías para quemar las grasas indeseadas.

Desventajas

De acuerdo a un estudio publicado en el 2004 en "International Journal of Sports Medicine" (Publicación Internacional de Medicina Deportiva), el abuso de los esteroides anabólico-androgénicos y hCG conlleva a una producción anormal de espermatozoides. El uso prolongado de hCG puede inhibir la producción de testosterona. Limitar el consumo de calorías puede ayudar a perder peso, pero cuando la persona comienza a aumentar el consumo de alimentos a niveles normales, se volverá a recuperar la mayor parte del peso perdido. Este método de pérdida de peso no le enseña a la persona a comer adecuadamente a fin de evitar la futura ganancia de peso.

Precauciones

El FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) no ha aprobado la hCG para su utilización como suplemento dietario. La limitación prolongada de calorías puede conllevar a una mala nutrición y a daños en los órganos. En el caso de las mujeres, el consumo de hCG por vía intravenosa puede aumentar el riesgo de múltiples embarazos y aumentar las posibilidades de quedar embarazada. De acuerdo a "National Drug and Research Centre-Australia" (Centro Nacional de Medicamentos e Investigación de Australia), entre los efectos adversos se encuentran el acné, cansancio, pérdida de cabello, desarrollo de los pechos en hombres y retención excesiva de líquidos.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por florencia prieto