Cómo hcaer cumplir buenos hábitos de mesa para la cena en niños

Como padre, ansías una cena familiar que se parezca a la escena idílica de una película completa con niños recién bañados, lienzos recién planchados y conversación tranquila. En vez de eso, la cena con niños puede ser un poco como un campo de batalla. Aunque pueda tomar un tiempo, hacer cumplir hábitos de mesa para la cena en tus hijos puede tener una tremenda recompensa a la larga. No solo porque aprenderán los modos de comportamiento apropiados, sino que las comidas se volverán un tiempo pacífico para que tu familia se vuelva a conectar y se una.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Pasa 10 a 15 minutos antes de una comida estableciendo un escenario para una cena pacífica. Saca todos los juguetes, papeleo y otros elementos de la mesa. Cubre la mesa con un mantel y pide a tus hijos que ayuden a poner los platos, cubiertos y vasos. Apaga la televisión, radio, computadora y teléfonos celulares para que la comida sea sin interrupciones. Es importante que tu hijo se de cuenta de que la cena es para el intercambio y la unión familiar.

  2. Establece los límites antes de tiempo. No se puede esperar que un niño pequeño se siente a una cena de una hora con 7 platos, pero puede estarse quieto por 5 o 10 minutos. Por otro lado, los niños en la escuela primaria pueden permanecer quietos en la mesa hasta que todos hayan terminado de comer.

  3. Sirve comidas sana, pero no fuerces a tu hijo a comer. Los niños suelen ser mejores que los adultos para escuchar las señales internas del hambre, y es mejor no aplacar ese instinto. Si tu hijo juega con su comida, dale permiso para dejar de comer. Si tiene hambre más tarde, puede comer los restos de la cena, pero no el postre. Establece una comida regular y un horario para un bocadillo para evitar que tu hijo se llene antes de cenar al comer continuamente.

  4. No uses comida como un premio al buen comportamiento. Aunque es tentador servir postre cuando los niños cuidan sus modales, esto puede establecer a tu hijo en una relación insana con la comida. En cambio, ofrece un elogio verbal por el buen comportamiento.

  5. Habla, socializa y cuenta historias en la mesa de la cena. Las comidas deberían ser un tiempo agradable para toda la familia. No olvides acoplar a los miembros más pequeños. Pide a tu infante que cuente un chiste o que cante una canción. Guarda las conversaciones para adultos para la hora de dormir.

  6. Haz una lista simple de modales para la mesa y pégala en el comedor. La lista debería incluir puntos de etiqueta como "No hablar con la boca llena" y "Mantén tu servilleta en tu regazo". Recuerda a tus hijos de la lista y se un modelo a seguir tu mismo.

  7. Decide las consecuencias del comportamiento inapropiado. Por ejemplo, si tu hijo deja caer comida al suelo, asegúrate de que tenga un buen agarre el tenedor y ayúdalo a recoger su próximo bocado. Si continua deliberadamente dejando caer la comida al piso, sácalo de la mesa y dale un tiempo fuera. Hazlo cumplir el mismo conjunto de reglas cuando comas en casas de amigos o en un restaurante. La consistencia es la clave para establecer buenos modales para la cena.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por lautaro rubertone