Haz tu propio acondicionador de cabello con vitamina E

El acondicionador mantiene al cabello suave, previene la resequedad y minimiza la estática. Pero muchos productos acondicionadores comprados en las tiendas contienen químicos que son dañinos para el ambiente o causan reacciones alérgicas, además pueden ser caros. Con unos cuantos ingredientes y un poco de tiempo, puedes hacer una fórmula para acondicionar el cabello apta para el largo y tipo de cabello que tienes. Un acondicionador hecho en casa te ahorrará algo de dinero y también te ayudará a cuidar el planeta.

Vitamina E

Escoger vitamina E como suplemento proporcionará un elemento antioxidante para tu acondicionador. Aunque los beneficios de la vitamina E en el cabello todavía están siendo investigados, un artículo reciente del Journal of Drugs in Dermatology la puso en una lista de ingredientes naturales que protegen a las células del daño ambiental. Puedes comprar una botella con aceite de vitamina E en una farmacia o tienda de nutrición si quieres evitar el trabajo de exprimir las cápsulas de aceite. Una alternativa es usar almendras molidas en tu acondicionador. Las almendras contienen una significativa cantidad de vitamina E y hará que el acondicionador tenga su olor. Puedes usar aceite de almendras dulces con vitamina E. Esta combinación se encuentra comúnmente en las tiendas de nutrición.

Acondicionador nocturno

Para lograr un tratamiento acondicionador profundo, frota la vitamina o combinación de almendras y vitamina E en tu cabello por las noches antes de dormir. Usa un turbante o mascada para proteger tus sábanas. En la mañana, enjuaga el aceite y sécalo con una toalla. Este simple proceso de acondicionamiento ayudará a humectar tu cabello seco o normal. Para el cabello graso, usa el aceite de vitamina E solamente en las puntas, no en las raíces.

Acondicionador embotellado

Los acondicionadores embotellados son más complicados de hacer. Algunos blogs y sitios web de naturismo aconsejan usar manteca de karité o manteca de cacao o comprar un acondicionador para usar como base. Para el cabello normal, el mezclar una parte de miel y dos partes de aceite de oliva puede servir como acondicionador base. Si deseas puedes personalizar el acondicionador añadiendo aceite de vitamina E a la mezcla. El cabello graso requiere un acondicionador astringente. Sandra Calixto, bloguera y autora de "Homemade Health & Beauty", recomienda un acondicionador hecho de agua destilada, vinagre de sidra de manzana y una cantidad pequeña de aceite de jojoba. Suplementa tu base con unas cuantas gotas de vitamina E. En el caso del acondicionador a base de agua, debes aplicarlo directo sobre el cabello en vez de las palmas de la mano. Almacena tu fórmula en un contenedor con despachador. Las botellas de acondicionador recicladas son útiles en este caso.

Mascarilla humectante

Otra opción para el acondicionador de vitamina E es hacer una mascarilla humectante. Con este método, debes aplicar el acondicionador al cabello seco o húmedo y dejarlo por 30 minutos. Julie Gabriel, nutricionista holística y experta en belleza orgánica, autora de "Green Beauty Recipes", recomienda usar mayonesa como base para este tipo de tratamiento acondicionador. Adicionalmente a la vitamina E, puedes añadir un poco de arcilla blanca para espesar la fórmula. Cubre tu cabello, deja que la fórmula penetre y enjuaga bien.

Más galerías de fotos



Escrito por amy stanbrough | Traducido por maria del rocio canales