Haz tú misma un tratamiento facial de cuidado de la piel

Los tratamientos caseros y sencillos para el cuidado de la piel son una alternativa a los productos de belleza a base de químicos que te hacen un agujero en el bolsillo. Olvídate de los ingredientes artificiales y no mires más allá de tu propia cocina o despensa para preparar tratamientos completamente naturales que dejarán a cualquier tipo de piel saludable y radiante.

Piel grasa

Una máscara facial a base de frutas calmará y nutrirá tu piel grasa. Mezcla 2 cucharadas de miel, 1 cucharadas de jugo de lima, 2 claras de huevo y 1 taza de fresas frescas y hechas puré. Agrega 4 gotas de aceite de jojoba, aceite de almendras dulces o aceite de eucaliptus. Aplica la mezcla sobre la piel limpia. Déjala en tu piel durante 10 minutos, luego enjuaga con agua tibia. Tonifica la piel grasa con té verde frío o jugo de tomate.

Piel seca

Limpia la piel seca con aloe vera. Coloca 1 onza de aloe vera, 1 onza de agua de rosas y 1/5 de taza de aceite de oliva liviano en una licuadora. Agrega revolviendo 2 gotas de extracto de semilla de toronja y 4 gotas de aceite esencial de rosa. Mezcla y luego coloca crema de limpieza en un frasco pequeño. Agita antes de usar. Humedece tu piel seca con un facial de aguacate. Coloca 1 cucharada de aguacate maduro hecho puré en una fuente, luego agrega revolviendo 3 gotas de vinagre de sidra de manzana y 1 cucharadita de miel. Agrega unas pocas gotas de aceite de sésamo o de aceite de oliva hasta que la mezcla esté bien integrada y se la pueda untar. Aplica la mezcla sobre tu rostro. Déjala allí durante 10 minutos, luego enjuaga. Tonifica tu piel seca con una mezcla de mitad agua de rosas y mitad agua mineral.

Piel sensible

Limpia la piel sensible con yogur y avena. Muele una poca cantidad de avena en una licuadora, luego agrega suficiente yogur entero o crema para formar una pasta. Calma la piel sensible con un tratamiento facial a base de salvia. Vierte 1/2 taza de agua hirviendo sobre 1 cucharada de hojas frescas de salvia. Deja que la mezcla se enfríe y luego vierte el líquido a través de un colador. Agrega revolviendo 2 cucharadas de miel, 1 clara de huevo y 3 cucharadas de avena al agua de salvia. Mezcla bien y luego aplica sobre la piel limpia. Permite que la mezcla permanezca en tu rostro durante 15 a 20 minutos y luego enjuaga. Tonifica la piel sensible con agua de rosas o de geranio.

Piel mixta

Limpia y humecta la piel mixta con yogur natural. Aplica el yogur en las áreas problemáticas como tu frente, nariz y mentón. Un tonificador sencillo de miel calmará la piel mixta. Aplica la miel sobre tu piel, al cabo de 20 minutos enjuaga con agua tibia. Hidrata la piel mixta con un tonificador de miel y pepino. Pela un pepino y córtalo en dados. Luego coloca los dados en una licuadora. Agrega 2 cucharaditas de miel. Cuela la mezcla y luego aplica el tonificador sobre tu piel con una mota de algodón.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por irene cudich