¿Por qué no hay que usar zapatos blancos después del Día del Trabajo?

Casi todo el mundo ha escuchado alguna vez que no es apropiado llevar zapatos blancos, o ropa blanca de cualquier tipo, después del Día del Trabajo (Labor Day). Aunque las personas sigan esta regla o no, ha quedado como una creencia estilística para algunos, varios años después de su ascensión a los evangelios de la moda. Extrañamente, no hay una certeza absoluta de cómo esta regla alguna vez comenzó, aunque hay un puñado de teorías.

Mantenerse fresco

Por años, el blanco fue un color fresco y respirable usado a menudo durante el verano. Sin embargo, desde el comienzo y hasta la mitad del siglo 20, se volvió cada vez más común en las revistas de modas fomentar el uso de otros colores de ropa cuando la estación cambiaba. Esto fue porque las ciudades como Nueva York (donde estaban localizadas muchas de las oficinas centrales de las revistas) experimentaban cambios climáticos alrededor del Día del Trabajo, frío, lluvias con salpicaduras de barro, por ejemplo, durante los cuales llevar un vestido, pantalones o lo peor de todo, zapatos color blanco, podía ser visto como un paso en falso en materia de buen gusto.

Un símbolo de clase

Durante las primeras décadas del siglo 20, los estadounidenses ricos que viajaban fuera de la ciudad durante los meses de verano a menudo preferían vestir prendas ligeras y blancas como trajes de lino en vez de las telas más densas u oscuras que se ven en las calles de las ciudades concurridas que dejaron atrás. Sin embargo, alrededor del Día del Trabajo, tradicionalmente visto como un marcador para el final de la temporada de verano, la clase alta guardaba los blancos del verano y volvía a entrar en la sociedad llevando los trajes de tonos ligeramente más sombríos tan bien conocidos en los centros urbanos.

Ascenso social

Después de la Segunda Guerra Mundial, la burguesía de los Estados Unidos creció. Sin embargo, mediante la demostración de su conocimiento del dogma por el cual la elite social vivía y respiraba, muchas familias de clase media esperaban ser recibidas en lo que entonces se llamaba "la buena sociedad" o la clase alta. Eso significaba una adhesión estricta a las normas relativas al mantenimiento del hogar y del vestuario, que a su vez, dio lugar a la prohibición de los zapatos blancos y el vestido blanco después del Día del Trabajo.

Pioneras

No todas las personas vieron la ley de no usar zapatos blancos luego del Día del Trabajo como sagrada. Aún durante los años 20, iconos de la moda como Cocó Chanel vistieron blanco durante todo el año. Otros siguieron sus pasos y el día de hoy, muchos expertos de la moda insisten en que, en la moda, las reglas están hechas para ser trasgredidas.

Más galerías de fotos



Escrito por ruth nix | Traducido por frances criquet