¿Hay vitaminas específicas para el crecimiento del busto?

Tus senos se componen de tejido adiposo y glándulas mamarias. La areola es la parte oscura que rodea el pezón. Los senos comienzan a crecer durante la pubertad y lo hacen hasta la edad adulta. Es normal que varíen en tamaño, forma y color. Los senos de una mujer pueden ser grandes, pequeños, suaves, desiguales, oscuros, claros o incluso asimétricos. Las hormonas, la genética, la nutrición y el embarazo pueden alterar su tamaño. Una variedad de vitaminas puede proteger tus pechos de los daños y aumentar su tamaño.

La vitamina A

La vitamina A es una vitamina soluble en grasa que mejora la función del sistema inmunológico y protege tus pechos de los radicales libres que pueden retrasar el crecimiento, según Deborah Mitchell y Lynn Sonberg, autores del libro “Breast health the natural way: the women's natural health series". Mitchell y Sonberg informan que la vitamina A también repara tejidos dañados, aumenta la producción de colágeno, favorece el crecimiento y el desarrollo y ayuda en el proceso de curación. La dosis diaria recomendada de vitamina A es de 900 mcg para los hombres y 700 mcg para las mujeres. Los alimentos ricos en vitamina A incluyen zanahorias, patatas dulces, leche, queso, sustitutos del huevo, calabaza, espinaca, col rizada (collard greens), hojas de nabo, col (kale), brócoli, melón (cantaloupe), albaricoques (apricots) y tomates.

La vitamina C

La vitamina C es un antioxidante soluble en agua que fortalece el sistema inmunológico y protege tus pechos contra los dañinos radicales libres que pueden interferir con su crecimiento, según Judith Brow, autora del libro “Every woman's guide to nutrition". Brown explica que la vitamina C también ayuda en la producción de colágeno, repara el tejido dañado, acelera el proceso de curación, equilibra los niveles hormonales, hidrata los tejidos mamarios, refuerza el tejido conectivo y reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama. La dosis diaria recomendada de vitamina C es de 1,000 mg para los adultos. Los alimentos ricos en vitamina C incluyen fresas (strawberry), naranjas, piña (pineapple), kiwi, arándanos (cranberry), brócoli, pomelo (grapefruit), coles de Bruselas (Brussels sprouts), tomates y espinacas.

La vitamina D

La vitamina D es una vitamina liposoluble que ayuda en la codificación genética, mejora el tono muscular, ayuda en la absorción del calcio, repara tejidos dañados, estimula el crecimiento y reduce el riesgo de cáncer de mama, señala Michael Zimmermann, autor del libro “Burgerstein's handbook of nutrition: micronutrients in the prevention and therapy of diseaseas". La dosis diaria recomendada de vitamina D es de 15 mcg para adultos. Los alimentos ricos en vitamina D incluyen salmón, atún, leche, huevos, queso suizo, yogur y cereales pre-elaborados.

La vitamina E

La vitamina E es un antioxidante liposoluble que aumenta la función del sistema inmunológico y protege tus pechos contra el daño celular, de acuerdo con Steve Blake, autor del libro “Vitamins and minerals demystified". Blake explica que la vitamina E también es compatible con la salud muscular, disminuye la inflamación en tu cuerpo, promueve el desarrollo de los pechos, cura los tejidos dañados, fortalece los vasos sanguíneos y lleva nutrientes a los tejidos del seno. La dosis diaria recomendada de vitamina E es de 15 mg para los adultos. Los alimentos ricos en vitamina E incluyen las semillas de girasol, espinacas, tomates, brócoli, soja (soybeans), aceite de maíz, avellanas, mantequilla de maní y almendras.

Más galerías de fotos



Escrito por r. y. langham, ph.d. | Traducido por mar bradshaw