¿Qué hay realmente dentro de tu McMuffin de huevo?

La verdad sobre el McMuffin de huevo.

En lo referente al desayuno, las comidas más atractivas por la mañana son, generalmente, las que puedes comprar y comer en el camino al trabajo. Claramente, cocinar unas claras de huevo no lleva mucho tiempo, pero es mucho más fácil pasar por el drive-thru de los arcos dorados. Según una encuesta de 2010, uno de cada cinco estadounidenses optan por comenzar el día en McDonalds. Un McMuffin de huevo, un producto de desayuno clásico que ha estado en el menú desde 1975, puede parecer una opción saludable con sus cinco ingredientes sencillos, incluidos los huevos ricos en proteínas que prometen alimentar por la mañana, pero a decir verdad, puedes encontrar cerca de 50 ingredientes en este sándwich engañoso. Sigue leyendo para averiguar exactamente lo que estas comiendo. EL SOSPECHOSO: McDonald's McMuffin de huevo LOS DETECTIVES: Mira y Jayson Calton, Ph.D., un equipo de marido y mujer, cuyo último libro "Rich Food, Poor Food (Alimentos ricos, mala comida)", la secuela de su libro "Calorías Naked (Calorías al desnudo)", llega a las librerías en febrero. INFORMACIÓN NUTRICIONAL: 300 calorías, 12 g de grasa, 30g de carbohidratos, 18g de proteínas, 780 mg de sodio. INGREDIENTES DE LA LISTA: muffin inglés, huevos, queso americano pasteurizado, tocino estilo canadiense, la margarina líquida.

En la mira...

1. MUFFIN INGLÉS: Los carbohidratos no son siempre enemigos, pero en este caso, realmente lo son. Este panecillo puede contener hasta ocho ingredientes genéticamente modificados: harina enriquecida, jarabe de maíz alto en fructosa, harina de maíz amarillo, harina de maíz, ácido cítrico, lecitina de soja, aceite de soja y/o aceite de canola. Eso es, además de agua, levadura, y 2% o menos de los siguientes: sal, sulfato de calcio, carbonato de calcio, citrato de calcio, harina de arroz, malta de cebada, saborizantes artificiales/naturales, acondicionadores de la masa, sorbato de calcio y propionato de potasio (conservantes), y aún más lecitina de soja. Entre ellos, los peores ingredientes pueden ser:

a) Harina de trigo sin blanquear. El trigo ya no es lo que solía ser. Durante los últimos 40 años, los agricultores han estado manipulando el gen para producir un cultivo de trigo enano de dos metros de altura, que contiene proteína de glía, que produce un compuesto similar a la morfina que va a los receptores cerebrales y provoca comer hasta 400 calorías adicionales al día. La glía también se ha relacionado con problemas inflamatorios desde el intestino irritable hasta las enfermedades del corazón. Eso no es todo: también hay gluten de trigo, que puede causar problemas digestivos, dolores de cabeza, confusión mental, fatiga y otros síntomas, y amilopectina A, que es la responsable del "vientre de trigo" (esos "rollitos" en tu estómago).

b) Azodicarbonamida. Este ingrediente difícil de pronunciar ha sido prohibido en Australia, el Reino Unido y en la mayoría de los países europeos. En Singapur se puede llegar ser sentenciado hasta 15 años de prisión y sancionado con casi medio millón de dólares en multas por el uso de esta sustancia como ingrediente. Sin embargo, en los EE.UU., este alérgeno que causa asma es totalmente legal y se utiliza a menudo en plásticos espumados, como esteras de yoga y en suelas de calzado deportivo, así como en la harina como agente blanqueador. Al parecer, los mercados de EE.UU. impacientes no pueden esperar una semana para que el trigo se blanquee naturalmente.

c) Jarabe de maíz alto en fructosa. Lo de siempre: ¡mantente alejado de estas cosas! ¿Por qué? Además de darle un alto nivel de azúcar, agota tu cuerpo de minerales esenciales y aumenta los antojos de alimentos, que pueden conducir a muchos problemas graves como la obesidad.

d) EADTM. Abreviatura de ésteres de ácido diacetil tartárico de monoglicéridos. Este acondicionador de masa sirve para que todos los panecillos que se cocinan luzcan iguales. A pesar de que está aprobados por la FDA, se ha relacionado con la fibrosis de músculos del corazón y el crecimiento excesivo suprarrenal en los animales.

2. HUEVOS: ¿Provienen de las granjas y pasturas naturales? ¡No! Estos huevos de categoría A, según la USDA, no provienen de gallinas felices y naturales. En realidad, provienen de gallinas que han sido encerradas en fábricas oscuras donde ni siquiera tienen espacio para extender sus alas. Ellas nunca ven la luz, lo que significa una carencia de vitamina D, y su dieta consiste, en gran parte, sólo de soja y maíz. Las gallinas de granjas naturales con dietas saludables, por otra parte, tienen siete veces más beta caroteno, tres veces más vitamina E, dos veces más omega-3, y dos tercios más de vitamina A.

3. QUESO: Al igual que los pollos de fábrica, no hay vacas felices aquí tampoco. Este producto lácteo altamente procesado, ​​probablemente, proviene de una vaca que ha sido tratada con hormonas sintéticas (rBGH) para aumentar la producción de leche en un 10%. Esta práctica no sólo es peligrosa para el animal (quedan torpes, infértiles, y sufren de ubres infectadas), pero también para el consumidor, por ello que ha sido prohibido en Australia, Nueva Zelanda, Japón y Europa. Los seres humanos que están expuestos a esta leche (y sus productos lácteos) absorben fácilmente su subproducto, similar a la insulina 1 (IGF-1), que se ha asociado con cáncer de mama, colon, y próstata. Este queso puede contener tinte amarillo 6, un colorante que está prohibido en Noruega y Suecia, debido a los compuestos que causan cáncer.

4. TOCINO estilo canadiense. ¿Piensas que los cerdos consiguen algo mejor? Probablemente nunca tocan un pastura y comen una dieta estricta de alimentos genéticamente modificados. Por lo tanto, esta carne de cerdo no va a ser una buena fuente de carne. Es aún peor cuando se agregan los demás ingredientes, como azúcar (sólo para hacerlo más adictivo), sal, lactato de sodio, fosfato de sodio, sabor natural (vegetal), diacetato de sodio y nitritos (conservantes). El contenido más peligroso podría ser el nitrato de sodio (utilizado para aclarar y conservar el tocino), ya que contiene metales pesados ​​tóxicos residuales, como el arsénico y el plomo.

5. MARGARINA LÍQUIDA. Cada ingrediente mencionado anteriormente se ha preparado en margarina líquida, que está hecha de 15 ingredientes, incluyendo la lecitina de soja y, aproximadamente, seis ingredientes genéticamente modificados, tales como el aceite de soja parcialmente hidrogenado (también conocido como grasas trans), que la causa de alrededor de 50.000 muertes prematuras por ataques al corazón, por año, según indica la Escuela de Salud Pública de Harvard. Las grasas trans también pueden aumentar la posibilidad de contraer cáncer, obesidad, defectos de nacimiento, diabetes, depresión, asma, osteoporosis, y más.

El veredicto: ¡Culpable!

Consejo: Haz tu propio sándwich de huevo para llevar sin los ingredientes nocivos e innecesarios. He aquí cómo:

Receta casera de McMuffin de huevo

Ingredientes:

5 huevos grandes de granja natural (si es posible)

¼ taza de crema agria orgánica

Sal marina sin refinar y pimienta orgánica a gusto

Pimienta de cayena orgánica a gusto (aumenta el metabolismo durante todo el día)

2/3 taza de queso orgánico fresco picado o rallado

1/3 de tomate orgánico, picado

1 diente de ajo picado (Deja reposar durante 10 minutos antes de la cocción)

1/3 cebolla

1/3 taza de espinaca orgánica cocinada o espárragos

6 rebanadas tocino orgánico, libre de nitratos de sodio

Preparación:

1. Precalienta el horno a 325 grados.

2. Engrasa un molde para muffins con manteca o aceite de coco, o usa un molde antiadherente. Sólo usarás seis de los moldes para muffins (quizá siete).

3. Dora el tocino y córtalo en trozos. Utiliza la grasa del tocino restante para cocinar la cebolla y el ajo hasta que la cebolla esté transparente.

4. Bate los huevos en un tazón pequeño y mezcla con la crema agria, el queso rallado y los condimentos orgánicos deseados.

5. Vierte la mezcla de huevo en seis moldes de muffins hasta los dos tercios de su capacidad, dejando suficiente espacio en la parte superior para el tocino y/o las verduras.

6. Mezcla las verduras y el tocino en el tazón vacío de huevo y distribuye uniformemente sobre la mezcla de huevo.

7. Hornea durante 25 minutos o hasta que estén cocidos. Deja que se enfríen por completo antes de retirarlos del molde.

(La receta es cortesía de "Rich Food, Poor Food (Alimentos ricos, mala comida)")

Foto: Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por cristina goyanes
Traducido por sofia loffreda