¿Hay ejercicios que apunten a la grasa debajo del ombligo?

La grasa debajo del ombligo puede ser incómoda y poco agradable. Esta zona a menudo es un punto problemático y puede ser difícil de atender. Combinando el ejercicio cardiovascular regular con una dieta saludable y ejercicios específicos para apuntar a la zona problemática, puedes reducir el peso corporal general y la grasa debajo del ombligo. Realiza de dos a tres series de 10 a 20 repeticiones de cada ejercicio por debajo del ombligo en tres días no consecutivos por semana.

Abdominales

El ejercicio trabaja los músculos debajo del ombligo y los abdominales superiores y oblicuos. Comienza en la posición de flexión con las pantorrillas apoyadas en una bola de ejercicios grande. Las manos deben estar a la distancia de los hombros con las piernas juntas. Manteniendo la espalda recta y los músculos abdominales firmes, lleva las rodillas hacia el pecho, permitiendo que la bola ruede por las pantorrillas. Presiona los músculos del ombligo al final del movimiento, luego gira la pelota hacia la posición inicial estirando tus piernas.

Levantamiento de pierna inclinado

Esto aísla los músculos por debajo del ombligo. Los principiantes deberían comenzar con un banco que sólo está inclinado levemente. Acuéstate en un banco inclinado con los pies hacia la base y toma las barras o las manijas. Levanta tus piernas para que queden horizontales, luego levanta la pelvis, rodando la columna hacia arriba como si llevaras tus rodillas hacia tu cabeza. Deberías sentir que tu ombligo inferior trabaja mientras levantas tu pelvis. Pausa en la parte superior del movimiento, luego baja lentamente hacia la posición inicial.

Golpe de dedo doble

El golpe de dedo doble apunta de manera efectiva a la grasa debajo del ombligo, trabajando principalmente el músculo abdominal transversal. Acuéstate boca arriba en el suelo con las rodillas dobladas y los brazos extendidos por los costados. Levanta las piernas para que las caderas estén dobladas a 90 grados y que las pantorrillas estén paralelas con el suelo. Contrae los músculos abdominales y presiona la espalda baja hacia el suelo. Manteniendo tus rodillas dobladas, baja lentamente ambos pies para tocar los dedos con el suelo. Utiliza los músculos de la parte inferior del ombligo para levantar las piernas nuevamente a la posición inicial.

Flexión invertida de pierna recta

Este es un ejercicio desafiante en el que sentirás los músculos por debajo del ombligo. Acuéstate boca arriba sobre el suelo con las piernas extendidas y los brazos rectos a los costados. Contrae los músculos abdominales y manteniéndolos lo más rectos posibles, levanta las piernas para que las suelas de los pies apunten hacia el techo. Mete el ombligo hacia la columna, luego levanta cuidadosamente la pelvis del suelo mientras mantienes la espalda media y superior en su lugar. El movimiento de este ejercicio es mínimo. Presiona el abdomen inferior en la parte superior del movimiento, luego baja nuevamente hacia el suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por jen weir | Traducido por sebastian castro