¿Hay efectos secundarios por tomar suplementos para hacer ejercicio?

Los suplementos de entrenamiento pueden mejorar la eficiencia de tus sesiones de ejercicio, pero estos suplementos también pueden tener efectos adversos. Aunque los suplementos como la creatina y los productos energéticos pre-entrenamiento están diseñados para promover los efectos positivos, algunos extractos de hierbas y otros ingredientes se sabe que tienen efectos secundarios que debes conocer. Debido al riesgo de los efectos secundarios asociados con los suplementos de entrenamiento, debes consultar a un médico antes de usarlos.

Diarrea

Uno de los efectos secundarios más comunes que pueden surgir a partir de la utilización de suplementos de entrenamiento es la diarrea. La diarrea es un efecto secundario común de la creatina; también puedes experimentar diarrea por los suplementos pre-entrenamiento y de quema de grasa, ya que ambos contienen cafeína, un diurético. La diarrea también se asocia con el magnesio, un mineral que promueve la síntesis de proteínas, un factor clave en la recuperación y el crecimiento muscular.

Daño hepático

Aunque es poco frecuente, existe la posibilidad de daños en el hígado en función de los suplementos de entrenamiento que tomes. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, el uso de la creatina puede causar daño hepático. Además, las dietas altas en proteínas pueden causar o empeorar el daño hepático, el consumo de proteína de suero de leche o los ganadores de peso pueden poner en riesgo de este efecto, ya que estos suplementos contienen a menudo la proteína de un día entero, en una sola porción.

Presión sanguínea alta

El uso de algunos suplementos de entrenamiento puede causar presión arterial alta. El ejercicio por sí solo puede causar un aumento temporal de la presión arterial y la presión arterial alta es también un efecto secundario conocido de la creatina y la cafeína, los cuales se encuentran a menudo en los suplementos pre-entrenamiento y de quema de grasa.

Malestar estomacal

El consumo de algunos suplementos de entrenamiento puede desencadenar un malestar estomacal. El tipo más común de polvo de proteína es la proteína de suero de leche, que se deriva de los productos lácteos. Esta proteína contiene la azúcar llamada lactosa, de los productos lácteos, así que si eres intolerante a la lactosa, puedes experimentar un malestar estomacal. La suplementación con creatina y el magnesio también pueden causar malestar estomacal.

Daño a los riñones

Muchos suplementos de entrenamiento contienen vitamina D, ya que este nutriente puede promover el aumento de los niveles de testosterona, según un estudio de la Medical University of Graz, en Austria, publicado en la edición de marzo de 2011 de "Hormone and Metabolic Research". Sin embargo, el exceso de vitamina D puede causar la absorción excesiva de calcio en los intestinos, lo que puede causar cálculos renales u otros daños al riñón. Además, las dietas altas en proteínas y el uso de creatina pueden promover un mayor riesgo de daño renal.

Insomnio

El insomnio es un efecto secundario común asociado con la cafeína, ya que estimula el sistema nervioso central. Además, muchos de los suplementos de entrenamiento contienen yohimbina, un extracto de hierbas que pretende ayudar en la quema de grasa y mejora el flujo sanguíneo. Este también es un estimulante que puede provocar insomnio y palpitaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por sandra magali chávez esqueda