¿Hay efectos secundarios por el consumo excesivo de leche?

Beber unos vasos de leche al día es una manera fácil de conseguir tus recomendados tres vasos de lácteos al día, pero es posible excederse. Desde aumento de peso a malestar estomacal, los efectos secundarios de la leche son muy variados, y algunas personas no experimentan ningún problema, incluso si beben leche con cada comida.

El aumento de peso y las calorías de la leche

Si eliges tu leche entera en grasa de la sección de productos lácteos, podría ser la adición de un exceso de calorías sin darte cuenta a tu dieta que podrían llevar al aumento de peso. La leche entera contiene 149 calorías por taza, mientras que la leche descremada tiene sólo 91 calorías por taza, así que el cambio a la leche descremada es una buena estrategia si sospechas que el consumo frecuente de leche puede estar afectando a tu peso.

Problemas digestivos inesperados

Algunas personas tienen intolerancia a la lactosa, una condición en la cual el cuerpo no puede descomponer la lactosa, el principal azúcar de la leche. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa incluyen náuseas, calambres abdominales, gases y diarrea. Estos efectos secundarios se desarrollan entre 30 minutos y dos horas después de consumir leche. Esta condición se desarrolla con el tiempo, por lo que incluso pudieras haber bebido leche sin efectos secundarios cuando eras un niño y puedes haber desarrollado intolerancia a la lactosa en la adolescencia o la edad adulta. Algunas personas experimentan síntomas de intolerancia a la lactosa incluso si beben sólo unos pocos sorbos de leche, mientras que otros pueden tomar un vaso o dos antes de experimentar los síntomas.

Cuidado con las alergias

La alergia a la leche no es lo mismo que la intolerancia a la lactosa. En lugar de tener problemas para digerir la leche, alguien con una alergia en realidad tiene una respuesta inmune a las proteínas de la leche. Los síntomas de una alergia a la leche incluyen sibilancias, tos, opresión en la garganta, dolor de estómago, picazón en los ojos, vómitos, urticaria e hinchazón. Los síntomas suelen comenzar a los pocos minutos después de consumir leche, aunque a veces pueden desarrollarse hasta dos horas más tarde. En casos severos, una persona con una alergia a la leche puede desarrollar una reacción anafiláctica, una afección potencialmente mortal que requiere intervención médica inmediata.

Los problemas de absorción de hierro

La leche puede afectar la absorción de hierro y reducir la eficacia de los suplementos de hierro. Si bien esto no suele ser un problema de salud importante para los adultos, los niños pequeños que consumen demasiada leche pueden tener deficiencia de hierro y pueden desarrollar anemia. Por esta razón, los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan que los bebés menores de 12 meses de edad no deben tomar leche de vaca en absoluto y los niños menores de 5 años deben limitarse a tres o menos porciones de 8 onzas de leche al día.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por gabriela nungaray