¿Hay beneficios del ajo sobre el hígado?

El hígado es uno de los órganos internos más grandes y es responsable de la regulación de cada sustancia que entra y sale de tu cuerpo. Un funcionamiento sano del hígado contribuye a mantener el flujo sanguíneo y la circulación, separando los nutrientes de los alimentos y distribuyendo estos nutrientes a otros órganos del cuerpo. El hígado también evita que las sustancias químicas tóxicas dañen a otros órganos. Todos los demás órganos principales, incluyendo el corazón, los riñones y los intestinos, dependen del hígado para mantener la homeostasis en su funcionamiento normal diario. Los problemas provenientes del hígado impactan el funcionamiento de todo tu cuerpo. Del mismo modo, los problemas en otros órganos y sistemas pueden afectar el adecuado funcionamiento de tu hígado. El ajo es un alimento natural, benéfico para mantener la salud del hígado.

Componentes activos del ajo

El ajo es un vegetal que pertenece a la clase de las plantas allium, que también incluye a las cebollas, los puerros y las cebollitas o cebollinos. El ajo contiene un compuesto de azufre llamado aliina, que se convierte en el ingrediente activo alicina, cuando el ajo se corta, se tritura o se pica. La alicina es un poderoso antioxidante, antibiótico y fungicida, con numerosos beneficios para la salud del hígado. El ajo también contiene arginina, una importante aminoácido para la relajación de los vasos sanguíneos, y selenio que es un importante mineral que aumenta la acción de los antioxidantes. Las propiedades antioxidantes del ajo realizan el mayor beneficio ya que evita que las sustancias tóxicas filtradas por el hígado lleguen a otros órganos.

Reduce las lipoproteínas de muy baja densidad y los triglicéridos

Las lipoproteínas de muy baja densidad o VLDL (por sus siglas en inglés), son elaboradas por el hígado y facilitan el movimiento de las grasas y el colesterol en la sangre. Las VLDL se crean a partir de los triglicéridos, y ambos juegan un papel importante en el metabolismo de energía y grasa. Sin embargo, en combinación con prácticas alimentarias poco saludables y una alta cantidad de VLDL y triglicéridos, dañan al hígado y conducen a un mayor riesgo de enfermedades del corazón. Según un estudio en el 2002 publicado en el "Diario de la Nutrición" (Journal of Nutrition), el uso diario de extracto de ajo fresco reduce los niveles elevados preexistentes de VLDL y de triglicéridos formados en el hígado. El estudio se realizó in vitro en células y in vivo en ratas, pero los resultados fueron lo suficientemente importantes como para justificar la generalización del beneficio a los humanos para el mantenimiento de la salud del hígado.

Protección contra la toxicidad y la hepatitis

Un hígado saludable descompone los productos químicos tóxicos naturales e ingeridos. Las toxinas naturales como la bilirrubina, que es un producto de desecho que resulta de la descomposición de la hemoglobina en las células rojas de la sangre, pueden causar hepatitis. Las toxinas ingeridas como el paracetamol, que es un analgésico de venta libre, también pueden causar daño al hígado o la muerte. De acuerdo con un estudio realizado en el 2009 en el "Diario de Internet de Nutrición y Bienestar" (Internet Journal of Nutrition and Wellness) la administración de extracto de ajo fresco a ratones con una sobredosis de acetaminofén, revirtió el estrés oxidativo que causa toxicidad hepática. El ajo fresco contiene niveles significativos de metabolitos, aminoácidos y proteínas, lo que puede resultar benéfico en la protección del hígado humano debido a la ingestión intencional o no intencional de elementos hepatotóxicos.

Dosis diaria para la salud del hígado

Si consumes ajo fresco obtienes mayores beneficios que si consumes suplementos de ajo. Utiliza por lo menos cuatro dientes de ajo frescos todos los días en la preparación de los alimentos. Corta, tritura o pica el ajo para convertir el ingrediente activo alicina, en un compuesto que puede utilizarse. Añade ajo fresco a sus comidas cocidas al terminar el proceso de cocción para mantener las enzimas y los nutrientes. Los suplementos de ajo contienen diversas cantidades de ingredientes activos y para obtener la mayor cantidad de beneficios para la salud del ajo, lee la etiqueta del envase para determinar las recomendaciones de dosis. El Centro Médico de la Universidad de Maryland (University of Maryland Medical Center), o UMMC por sus siglas en inglés, señala que las tabletas de ajo liofilizado estandarizados contienen 0,6% de alisina en aproximadamente 200 mg y deben tomarse hasta tres veces al día. Antes de usar suplementos, consulta a tu médico para garantizar tu seguridad.

Más galerías de fotos



Escrito por aubri john | Traducido por francisco roca