¿Hay ciertos alimentos que reducen la hinchazón de tobillo?

Las estrategias nutricionales antiinflamatorias ayudan a combatir la hinchazón en las piernas, pies y tobillos. Conocido como edema periférico, la hinchazón del tobillo puede ser un signo de fallo del corazón, hígado o riñón, por lo tanto, es imperativo que busques atención médica para esta enfermedad. El edema periférico es muy común, especialmente en las personas mayores e inactivas y especialmente después de una prolongada sesión. Las estrategias dietéticas como bajar tu ingesta de sal y aumentar el consumo de frutas, verduras y pescado ayudará a disminuir la acumulación excesiva de líquido en los tobillos.

Reducir la sal

El University of Tennessee Medical Center recomienda seguir una dieta baja en sal para reducir la retención de líquidos y la hinchazón. Los alimentos salados, desde los procesados, en escabeche o sal de mesa añadida, aumentan los niveles de inflamación del cuerpo y promueven el edema periférico. Los sustitutos de la sal inusualmente tienen el efecto idéntico. El primer paso hacia la reducción de la ingesta de sal es disminuir o eliminar el uso de la sal de mesa. Cuando compres alimentos lee siempre cuidadosamente el paquete y elige el producto más saludable con las cantidades de sodio y grasas saturad más bajas.

Incrementar el potasio

La nutricionista registrada Roberta Larson Duyff, de la American Dietetic Association recomienda aumentar la ingesta de potasio consumiendo más verduras. Deberías tomar por lo menos cinco porciones de frutas y verduras al día. Los alimentos siguientes son fuentes de potasio: albaricoques, plátanos, brócoli, melón, zanahorias, dátiles, setas, naranjas, chirivía, patatas, ciruelas, pasas, espinacas, patatas dulces, sandía, calabaza de invierno, frijoles secos, lentejas, guisantes, almendras, cacahuetes, leche y yogur. Come una gran variedad de estas fuentes de potasio durante todo el día para disminuir la hinchazón del tobillo.

Disminuir la inflamación

El factor más importante en la lucha contra la inflamación es la comida que consumimos, por lo tanto, comer menos sal, carne, queso y mantequilla y consumir más pescado ayuda a reducir la hinchazón. El Dr. William Joel Meggs MD. , pH. d. , recomienda, "comer pescado de tres a cinco veces a la semana" y "comer muy poca carne, pollo, queso, mantequilla y otros productos animales". Los pescados salvajes contienen altos niveles de ácidos grasos omega-3 que el cuerpo los convierte en productos químicos antiinflamatorios. La carne de animal, el queso y los embutidos de origen animal tienen niveles altos de ácidos grasos omega-6, que el cuerpo los convierte en productos químicos proinflamatorios. Aumentar la ingesta de pescado y reducir tu consumo de grasas saturadas, como la carne de animal doméstico y la mantequilla disminuirá el nivel de inflamación y ayudará a disminuir el edema de la extremidad inferior. Las fuentes más altas de antiinflamatorios ácidos grasos omega-3 son la caballa, el salmón, el atún, el pargo, el esturión y la trucha.

Más galerías de fotos



Escrito por donald a. ozello | Traducido por maria gloria garcia menendez